La Coordinación Social y Política Marcha Patriótica, expresa su rechazo ante la violenta ola militarista desatada por grupos armados ilegales y por las fuerzas oscuras ligadas al poder dominante colombiano. Están construyendo un clima de terror en medio de las elecciones, para vender seguridad como fórmula política. Una terrible táctica usada en otros periodos del país, conocidos por todo el pueblo, en la que mueren liderazgos sociales y sus familias, en las que usan la violencia como arma política para amedrentar y reprimir el anhelo de cambio social.

Condenamos las acciones violentas de los grupos armados que siguen sembrando terror en las zonas rurales, con la total complicidad del gobierno nacional con su política de ataques sistemáticos al Acuerdo Final de Paz firmado por el Estado y las FARC, y a los intentos de paz con el Ejército de Liberación Nacional, cuya delegación de paz se encuentra en la Habana desde hace más de cuatro años. El presidente Duque y los sectores militaristas son los responsables, al impedir la paz completa y la implementación de lo pactado, como estrategia de reproducción del orden neoliberal violento, impuesto en el país desde los años ochenta.

Llamamos a todo el pueblo colombiano, a la comunidad internacional, a las organizaciones populares de todo el continente, para condenar los ataques violentos en contra del movimiento social, y no vacilar en el necesario apoyo a la construcción de la paz con justicia social, con apertura democrática, reforma rural integral y soberanía alimentaria, y defensa de los recursos naturales. El ambiente de guerra impuesto por estos grupos y por la militarización gubernamental, se dan en el contexto electoral como forma para vender seguridad y militarización, el único repertorio neoliberal que tienen los ricos desde el poder y el gobierno.

Nos solidarizamos con todas las comunidades y organizaciones victimizadas en las últimas semanas en diversas regiones del país, enviamos nuestra voz de aliento a las comunidades indígenas del Cauca, a las comunidades campesinas del Catatumbo, el Magdalena Medio y el Nordeste Antioqueño, y de manera especial, enviamos el abrazo fraternal a  la Organización defensora de Derechos Humanos Joel Sierra, al Congreso de los Pueblos, y a la Asociación Nacional Campesina José A. Galán Zorro, víctimas de un atentado aleve en contras de sus vidas. Enviamos nuestra voz de aliento al Partido Comunes, para que no cese en su empeño por seguir luchando por la paz, incluso en las más duras circunstancias, como el asesinato de firmantes de la paz, o de los intentos de volar por los aires sus sedes políticas.

Les convocamos a corroborar en las urnas nuestra inconformidad y nuestro anhelo de cambio. Una Nueva Colombia es posible, nosotras y nosotros pondremos todo nuestro esfuerzo para construirla.

¡No más asesinatos, masacres, ni atentados en contra del movimiento social colombiano!

¡Por la paz Completa, la justicia social, la democracia y la soberanía!

 

Comité Operativo Nacional

Coordinación Social y Política Marcha Patriótica

Pin It on Pinterest

Share This
Comunicación Comunicados Comunicado: Ante la ola de violencia en contra del movimiento social y popular colombiano