¿Víctimas somos todos?

Víctimas
Typography

 

 

Por: Carlos Sánchez - Comisión Departamental de Paz-

El domingo 6 de julio en la sede de derechos humanos en Cali se llevó a cabo un importante  Taller preparatorio hacia la participación en el Foro Nacional de Víctimas y Constituyente Nacional de Víctimas. Este Foro es un insumo de los diálogos que se adelantan en La Habana entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las Farc-Ep, específicamente en la ronda que tiene que ver con víctimas. Frente a este tema, como posiblemente frente a los anteriores, existe una visión diferente no sólo entre los interlocutores sino también entre quienes se consideran a sí mismos víctimas del prolongado conflicto armado que se ha desarrollado en nuestro país. Sin embargo, las partes en negociación, han acordado lo que se llama la “Declaración de principios para la discusión del punto 5 de la Agenda”, que se sintetizan en 10 puntos para el acuerdo. Estos puntos son: el reconocimiento de las víctimas, el reconocimiento de responsabilidad, la satisfacción del derecho de las víctimas, la participación de las víctimas, el esclarecimiento de la verdad, la reparación de las víctimas, las garantías de protección y seguridad, la garantía de no repetición, principio de reconciliación y enfoque de derechos.

El Taller contó con la presencia de  100 delegados, víctimas de crímenes de Estado, representantes de organizaciones victimizadas y organizaciones acompañantes de víctimas,entre muchos otros. El Taller se dividió en tres partes: la primera contó con una exposición del profesor Carlos Sánchez, integrante de la Comisión de Paz de Marcha Patriótica acerca de lo que significa el proceso de constituyentes por la Paz y la posibilidad de confluencia en la Asamblea Nacional Constituyente que no sólo refrende los acuerdos sino que discuta la agenda del amplísimo movimiento social y popular, que tiene que ver con las transformaciones económicas, sociales, políticas y culturales que requiere el país dentro del contexto de un nuevo pacto social. El expositor llamó la atención en la necesidad de construir una correlación de fuerzas favorable al proceso de Paz, que en estos momentos no existe en el ámbito del Congreso, así como a consolidar la idea de un Frente Amplio por la Paz con todas las organizaciones y movimientos, con todas las plataformas y procesos que estamos del lado de la salida política al conflicto armado. Además, hizo énfasis en que debe trabajarse en la puesta en marcha de los procesos constituyentes como base del poder del pueblo, que según la actual Constitución es el soberano. En el marco de su exposición hubo diversas intervenciones de dirigentes indígenas, barriales, abogados, mujeres, entre otros, que aportaron visiones interesantes sobre lo expuesto. En el intermedio se presentó un saludo de la dirigente política Piedad Córdoba, en directo y por skype, quien animó a la concurrencia a seguir presente en la reivindicación de la memoria histórica y en la persistente movilización para alcanzar los derechos de las víctimas. Seguidamente, se explicó la metodología de los talleres y la necesidad de participar activamente en el Foro respectivo, organizado por la Oficina de las Naciones Unidas y por la Universidad Nacional, foro que tendrá como sede central a Cali. Posteriormente, el auditorio se dividió en cuatro grupos para trabajar el origen del conflicto, sus causas y consecuencias, el desarrollo de los últimos 50 años de conflicto, la historia de los procesos de paz y la relación entre los diálogos de La Habana y la reivindicación de las víctimas de crímenes de Estado. Había una pregunta rectora para todos los grupos: ¿qué propuestas pueden hacer las víctimas de crímenes del Estado en el marco de las negociaciones de La Habana?. Después de un suculento almuerzo, los asistentes de manera colectiva discutieron las temáticas propuestas e hicieron interesantes propuestas que fueron recogidas por la relatoría y que sirven de insumos para las organizaciones que asistan al Foro del 5 y 6 de agosto en la ciudad de Cali. Las múltiples visiones enriquecieron el Taller: visiones desde lo étnico y cultural, desde el género, desde el derecho, desde la organización comunitaria, desde el partido político victimizado. Hubo un momento en que se planteó que víctimas somos todos, aún los que pertenecen a las élites, a lo cual un asistente replicó: las clases dominantes son victimarios, el resto de la población somos víctimas por acción o por omisión del Estado. Además, se recordó, que en el caso colombiano, el Estado ha articulado su acción antidemocrática y antipopular con los gremios económicos, con el imperio, con los latifundistas, con los grupos criminales que le han servido de mampara: chulavitas, pájaros, paramilitares, bacrim, MAS, etc., que son la aplicación concreta de una política contrainsurgente y fascista.

Por eso, entre las propuestas que se han de llevar al Foro está la desactivación de estos grupos criminales, el cambio de la concepción de seguridad que manejan las fuerzas militares, la recuperación de la memoria histórica, el cese bilateral del fuego.
Para sintetizar, hay que decir, que se renueva la esperanza con eventos como este, que hay una concepción clara en torno a lo que significan las víctimas de crímenes de Estado, que se le dice no a la guerra y sí a la unidad para alcanzar el Frente Amplio por la Paz. Se llamó a desarrollar el Taller del 20 de julio y a promover la participación más amplia en el Foro del 5 y 6 de agosto en Cali.

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement