¿Las FF.AA. víctimas?

Víctimas
Typography

Con el ocultamiento de los causantes del conflicto no se construye la paz. Ármense de valor, confiesen la parte de responsabilidad que les corresponde y el pueblo le brindará su gratitud a las Fuerzas Armadas por este aporte a la paz.

José Ramón Llanos

Los diálogos que se realizan en La Habana entre el Gobierno y las FARC-EP para establecer las condiciones que conduzcan a los inicios de la construcción de un sólido proceso de paz, con democracia participativa real, equidad, recuperación de la soberanía -hoy intervenida por los Estados Unidos- requieren que la burguesía nacional reconozca las verdaderas causas del conflicto social armado que nos afecta.

El Gobierno, las Fuerzas Armadas, están empeñados en ocultar la verdad histórica del conflicto, lo cual dificulta establecer las bases útiles para lograr la paz y el discurso para convencer a nuestro pueblo de la necesidad de aprobar lo pactado en Cuba. Infortunadamente el Ejército, o miembros destacados de esa institución, tan comprometida en la guerra, se obstinan en ocultar los hechos que desencadenaron esta tragedia nacional.

El día 1 de febrero, el general (r) Víctor Julio Álvarez, en columna publicada en El Espectador, afirmaba: “Aun en medio de la injusticia con que se nos trata en algunos sectores del mismo Estado, o la incomprensión y la ingratitud de algunos colombianos, debemos construir una memoria histórica que nos permita develar a los verdaderos culpables de la violencia”. Sin embargo, después de este llamamiento a la identificación de los culpables de la violencia, dice que los militares participaron en la contienda “en cumplimiento de una misión constitucional”. Y los presenta como víctimas, lo cual no es cierto,

Desde los años cincuenta del siglo pasado, el ejército colombiano estuvo y está al servicio de los intereses y estrategia de los Estados Unidos, eso explica la participación del ejército colombiano en contra del pueblo coreano que luchaba contra el invasor y colonizador norteamericano. Para cerrar con broche cruento esas actuaciones violatorias de la soberanía y la Constitución nacional, las tropas recién llegadas de sus tropelías colonialistas en favor del imperialismo estadounidense asesinaron a los estudiantes que participaban en una protesta pacífica contra el dictador Gustavo Rojas Pinilla.

El Plan Laso organizado por los Estados Unidos determinaba las acciones que los ejércitos latinoamericanos debían emprender contra sus pueblos cuando estos se movilizaban para exigir equidad y democracia real. A estas exigencias imperiales, respondieron las Fuerzas Armadas cuando bombardearon a Marquetalia. Ante los ataques los campesinos decidieron crear las FARC-EP para defenderse. Señor general Víctor Álvarez, ¿quiénes son, entonces, los responsables de “esta larga y sangrienta guerra”? Con el ocultamiento de los causantes del conflicto no se construye la paz, señor general. Ármense de valor, confiesen la parte de responsabilidad que les corresponde y el pueblo le brindará su gratitud a las Fuerzas Armadas por este aporte a la paz.

Semanario Voz

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement