¡Colombia dice Sí, al Matrimonio Igualitario!

Diversidad
Typography
 

“El matrimonio gay es más viejo que el mundo. Tuvimos a Julio César, Alejandro el Grande. Dicen que es moderno y es más antiguo que todos nosotros. Es una realidad objetiva. Existe. No legalizarlo sería torturar a las personas inútilmente”. José Mujica

Desde el año 2011 se inició la pugna por el matrimonio igualitario en  nuestro país pues la Sala Plena de la Corte insto al Congreso para que este como órgano competente regulara las uniones de parejas del mismo sexo contando con un término de dos años para que legislara la forma en la cual se haría dicha exención de Derechos, ya no por sentencias judiciales es decir en manos de la rama judicial que permitiera acceder a salud o pensión, derechos que van ligados a la concepción de familia y la composición de la misma, sino en manos de la rama legislativa, advirtiéndole que de no hacerlo en el término estipulado las parejas diversas que a bien lo tuvieran podrían mediante un proceso notarial o judicial formalizar su situación, derecho del que gozan todas las parejas heterosexuales, razón por la cual parecía casi irrisorio que la Corte tuviera que pedirle al Congreso que nos permitiera darle nombre de matrimonio a lo que de hecho ya constituía una familia en el sentido romántico de solidaridad, amor y mutuo cuidado que representa.

¿Unión Solemne? ¿Matrimonio Civil?

Darle un nombre diferente a las posibles uniones diversas, vulnera a todas luces el derecho fundamental a la igualdad, a un trato digno, y se constituye como un elemento de segregación, homofobia y discriminación al cual no estábamos dispuestos a ser sometidos y sometidas, más allá de si es nuestro deseo individual “casarnos” o no, es un derecho erga omnes al que todos y todas deberíamos tener acceso cuando se nos antoje, en las mismas condiciones en las cuales lo hacen las personas y parejas heterosexuales; yendo a aspectos mucho más profundos nos encontrábamos con otro elemento en contra de la unión solemne pues a la luz del Derecho y las leyes, esta modificación del estado civil de las personas no está contemplada en ninguna parte de la norma, lo que limitaría nuestras posibilidades en cuanto a beneficios como subsidios para compra de viviendas entre otros de los que gozan ampliamente las familias heterosexuales.

Después de varios años de movilizaciones, plantones, besatones, acciones de tutela y demás ejercicios de resistencia, este Miércoles la Sala Plena de la Corte Constitucional votó de manera positiva el matrimonio entre parejas del mismo sexo, derrotando la postura homofóbica del “ilustre magistrado” Jorge Pretel  (investigado por posibles actos de corrupción al interior de este órgano) quien se opuso todo el tiempo a esta iniciativa.

Desde el Movimiento Social y Popular Marcha Patriótica, el Colectivo León Zuleta, y la Unión Patriótica vemos con buenos ojos y saludamos estos escenarios de amplitud en términos jurídicos que indican que al menos algunas instituciones del país están en una avanzada respecto del medieval acoso y permanente hostigamiento del cual es víctima la comunidad LGBTI por parte del inquisidor Procurador General de la Nación, la ex Fiscal General de la Nación Viviane Morales y los retardatarios senadores del Centro Democrático y Partido Conservador.

En medio del ánimo festivo que nos invade,  también somos conscientes que pese a tener ganados estos derechos queda la tarea más importante, que implica un mayor reto y sobre todo que nos obliga a cuestionarnos en nuestras formas de relacionamiento con los otros como sujetos diferentes, nos referimos a el cambio cultural para lo cual la paz será central puesto que no es posible vivir, disfrutar y reclamar las libertades sexuales mientras que se sigan presentando crímenes de odio, violaciones correctivas, crímenes, masacres y demás en el territorio nacional sobre todo en este momento de re encrudecimiento de la guerra y el rearmamento del paramilitarismo .

Nos mantendremos inamovibles en la lucha por un país que nos permita ser, que nos ofrezca las garantías plenas para habitar, nos declaramos como cuerpos en resistencia porque ¡la paz sin diversidad no va!

SIN LIBERTAD SEXUAL NO HAY LIBERTAD POLÍTICA

07 de Abril de 2016

Advertisement
Advertisement
Advertisement