Comunicado Proceso Juvenil Bogotá Rebelde.

Juvenil
Typography

 

 

Sembrar el Clima de la Paz exige gestos bilaterales desde las partes en Diálogos

Siendo jóvenes constructores de la paz con justicia social como proyecto político notamos con preocupación los recientes hechos que han tenido lugar en el departamento del Cauca: la muerte de 11 soldados, el asesinato y persecución a comunidades indígenas y especialmente campesinas por parte de paramilitares y fuerza pública del departamento, y la reciente muerte de 26 miembros de las FARC EP. Son hechos que colman de nuevos dolores una Colombia que clama redimir el costo de la guerra mediante la vía del diálogo y la solución política a la confrontación armada del país.

Asumimos estos hechos con el dolor de reconocernos como una sociedad agobiada y educada en la guerra, y que quizá por eso, no ha logrado dimensionar las implicaciones de superar el uso de las armas como herramienta de acción política por parte de Estado y sociedad. Nos duelen estos hechos, que enlutan comunidades, familias de las barriadas y veredas de la Colombia profunda. Nos sorprenden, y entristecen, al darse en medio de un proceso de conversaciones que busca una salida política al conflicto. Por ello levantamos nuestra voz de alerta y zozobra ante la mezquindad de parte del gobierno nacional, y la desafortunada respuesta de algunos sectores políticos, de regodearse sobre la sangre de colombianas y colombianos.

CONSIDERAMOS EL CESE BILATERAL UNA NECESIDAD INMEDIATA, QUE NO DEBE POSTERGARSE MÁS. DECLARAMOS QUE EL PROCESO DE DIALOGOS DEBE ENTRAR EN UNA ETAPA DE CONSTRUCCIÓN DE UN CLIMA DE RECONCILIACIÓN EN EL QUE NO SE DÉ UNA MUERTE MÁS POR LA CONFRONTACIÓN ARMADA EN EL PAÍS:

  1. El cese bilateral al fuego es imperativo ante el momento actual de la agenda de diálogos: Temas como el desescalamiento del conflicto, el esclarecimiento de sus causas, responsabilidades y medidas de reparación, la dejación de armas, refrendación, implementación de los acuerdos y mecanismos de dirimir sus salvedades son de una gran complejidad, y requieren la mayor prudencia, serenidad y confianza para que puedan culminar en acuerdos en favor de la paz con justicia social. Sin demeritar los puntos anteriores, sin duda los que están por venir son objeto de aguda polémica, la cual será beneficiosa al proceso de conversaciones siempre y cuando sea constructiva y se desarrolle en un clima de no confrontación. De otro modo, cualquier diferencia ante estos puntos futuros será amplificada por la dinámica de confrontación militar en el país. La seriedad de los acuerdos y la agenda exige que el Gobierno Nacional abandone la estrategia de negociación actual: presionar militarmente los acuerdos políticos de la mesa de conversaciones.
  2. El Cese bilateral al fuego tiene un sentido humanitario; propio al carácter mismo de las conversaciones y sus alcances: El cese bilateral al fuego representa un gesto conjunto de las partes en pro de construir un clima de desmilitarización de la sociedad, y en ella de la vida juvenil fuertemente afectada por dicho clima. Permite dar respiro y cauce a la reconciliación entre colombianas y colombianos, es una medida humanizante. Además es un gesto humanitario entre las partes directamente implicadas en la confrontación, y las comunidades del país que vivimos en los territorios el desarrollo de las acciones militares ofensivas.
  3. El Cese bilateral al Fuego es correspondiente a la necesaria naturaleza del dialogo: El dialogo exige actos BILATERALES como muestras políticas de voluntad de paz. Por tanto, así como la construcción de acuerdos mantienen el carácter bilateral, al ser ese un principio del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, lo mismo debe ocurrir con el desescalamiento del conflicto. Es necesario un gesto conjunto de las partes hacia la sociedad colombiana que refrende la voluntad de paz de las mismas; los gestos unilaterales han sido importantes, pero el proceso es uno de dos partes, y por tanto, los gestos deben ser compartidos. Ese gesto, hoy, lo representa el CESE BILATERAL AL FUEGO.
  4. El cese bilateral ha sido una exigencia del campo social y popular que debe ser atendida por el Gobierno Nacional: La salida política no es un asunto de las Insurgencias y el Gobierno. Es un asunto de todo el país nacional. En ese sentido, no puede el gobierno nacional seguir haciendo oídos sordos a las exigencias de amplios sectores sociales sobre los acuerdos, mecanismos de participación directa y efectiva de la sociedad en los diálogos, y en particular un cese bilateral de fuegos y hostilidades como quedo refrendado socialmente el 9 de abril pasado. El gobierno debe atender a la sociedad, sus expectativas y exigencias ante los escenarios de diálogos y conversaciones para construir confianza y arraigo ante el proceso.
  5. El Cese Bilateral debe darse al nivel de Fuegos y Hostilidades: No solo se debe tratar de suspender acciones ofensivas en el terreno militar. Se trata también de suspender acciones de persecución, agresión, asesinato y estigmatización de la institucionalidad y la fuerza pública hacia la sociedad colombiana. En ello, es importante para nosotras y nosotros, el desmonte del servicio militar obligatorio, y el compromiso efectivo y público del Ejército de cesar toda acción de reclutamiento ilegal – batidas – en el país; retiro de la fuerza pública de los campus universitarios y sus alrededores.

Hacemos el llamado a todas las expresiones juveniles, sociales y populares a converger en defensa del proceso de diálogos, la instalación de la mesa de conversaciones con el ELN y EPL, y en lo inmediato exigir la IMPLEMENTACIÓN DEL CESE BILATERAL AL FUEGO. De nuestra parte manifestamos la voluntad de contribuir a su verificación, pedagogía y construcción. Este momento exige de la juventud colombiana el encuentro de su vocación de paz con justicia social, unidad por un buen vivir en el que cese la guerra para que se abra camino la paz estable y duradera.

 

Bogotá, 22 de mayo de 2015

PLANTÓN POR LA PAZ Y EL CESE BILATERAL

Nos vemos a las 5 pm en la Plazoleta de San Martin - Cra 7 cll 32 Bogotá D.C

Advertisement
Advertisement
Advertisement