Marcha Patriótica fortalece su trabajo urbano con reunión en Manizales

Barrial
Typography
 

Declaración Política 

Encuentro Nacional de Investigación y Formación del Trabajo Urbano y Reunión Nacional del Sector

Manizales 1, 2 y 3 de julio de 2016

Atendiendo los enormes retos organizativos y políticos que tiene por delante nuestro Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en las ciudades, hombres y mujeres procedentes de diferentes regiones colombianas y sectores sociales y culturales, nos dimos encuentro en la ciudad de Manizales, durante los días 1, 2 y 3 de julio de 2016.

Con una intensa jornada de contextualización, trabajo, diálogo, construcción colectiva y ante todo, de reconocimiento de la fraternidad como principio fundamental para nuestras luchas. Resulta justo expresar la más sincera gratitud con quienes hicieron posible este Encuentro Nacional de Trabajo Urbano, quienes no solamente facilitaron las condiciones logísticas sino además, nos invitaron a los barrios desde los cuales labran el camino de la paz con justicia social, con iniciativas que nos han resultado inspiradoras. Además, nos abrieron momentos para recordar a quienes hoy no están con nosotros y la alta cuota de sacrificio que Marcha Patriótica y los soñadores colombianos hemos debido asumir por una Segunda y Definitiva Independencia.

Las ciudades colombianas son clara muestra de las más profundas contradicciones que agobian a nuestra patria y de los enormes desafíos para alcanzar la paz y las transformaciones necesarias para una vida digna. A lo largo y ancho del país, nuestros procesos expresaron en las ciudades y sus calles la alegría ante el acuerdo recientemente alcanzado por el cese definitivo de hostilidades entre el Gobierno colombiano y la insurgencia de las FARC-EP. Alegría y claridad ante las exigencias que nos plantea este histórico momento, el cual nos llama a redoblar esfuerzos por consolidar nuestras apuestas, por posicionar a Marcha Patriótica en nuestros barrios y nuestras ciudades y por incidir efectivamente en el escenario político urbano. Reconocemos que no podemos permanecer de brazos cruzados ante la proliferación de la miseria, la exclusión, el despojo, la especulación inmobiliaria y los megaproyectos de renovación urbana que están destruyendo comunidades y ecosistemas.

La urbanización en nuestro país ha estado profundamente marcada por el conflicto político y social. Si bien el campo colombiano ha sido escenario de una larga historia de dolor y guerra, las ciudades colombianas no han sido simplemente espectadoras. Las calles, las lomas, las esquinas, las comunas, las localidades y los barrios también padecen las consecuencias de este conflicto. En consecuencia, la construcción de paz no es tarea exclusiva de las organizaciones del campo y las zonas rurales. Las organizaciones que adelantamos trabajo urbano reconocemos la urgencia de reconocer en el proceso de paz que avanza en La Habana una esperanza por la democratización de nuestras ciudades. Debemos asumir el compromiso de ampliar ejercicios de pedagogía para la paz, con una perspectiva que vaya más allá de la socialización de los acuerdos parciales y de la convocatoria a apoyar el clamor general en la refrendación, y se contemple la necesidad de constituir un amplio torrente popular que exija y participe de la implementación de lo acordado por una paz estable y duradera.

Para este compromiso resultará determinante nuestra capacidad de organización, movilización e incidencia en los barrios, en los escenarios comunales y de participación para la planeación y el ordenamiento territorial. Así las cosas, el trabajo urbano no puede ser un asunto marginal para Marcha Patriótica. La Reforma Urbana Integral y la Democratización de la ciudad contenidas en nuestra Plataforma de Lucha cobran vida en la medida en que efectivamente construyamos poder y precisemos nuestras apuestas desde lo barrial, lo comunal, lo local, lo municipal, lo distrital. La recientemente instalada Mesa de Negociación sobre la relación campo-ciudad, entre el Gobierno colombiano y la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, nos llama también a concretar nuestras propuestas de ciudad y a escalar en la movilización en las calles. Aprovechamos esta declaración para manifestar nuestro rechazo a: las recientes medidas implementadas que incrementan las tarifas de servicios domiciliarios como el agua, al afán privatizador del patrimonio público como sucede con Ecopetrol y en Bogotá con la ETB, a los megaproyectos que atentan contra los derechos de las comunidades y contra la biodiversidad, y especialmente rechazamos los halagos hechos hace unos días por el presidente Juan Manuel Santos al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y el fortalecimiento del aparato represivo con el Nuevo Código de Policía anunciado y completamente lesivo para la paz y la democratización de la vida política colombiana.

Retornamos a nuestras ciudades con la alegría de poder encontrarnos y con la férrea convicción de ser consecuentes con el legado heredado tras siglos de lucha por la soberanía, la paz y la independencia de nuestros pueblos. Convocamos a la Asamblea Nacional de Trabajo Urbano de Marcha Patriótica, a realizarse en el mes de septiembre, como parte de la ruta hacia nuestro Segundo Consejo Patriótico Nacional y al conjunto de iniciativas del Sector en los diferentes departamentos. 

 

EQUIPO NACIONAL DEL TRABAJO URBANO

MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA 

 

 

 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement