¿El Gobierno nacional revivirá la vieja consultiva de la Comunidad Negra?

Afrocolombiano
Typography

Nuevamente el gobierno nacional convoca a la instalación de la primera sesión de delegados al Espacio Nacional de Consulta Previa de medidas legislativas y administrativas susceptibles de afectar a la población negra, afrocolombiana, raizal y palenquera.

Ese Espacio tendrá como funciones: 1. Servir de instancia de diálogo, concertación e interlocución con el Gobierno Nacional para adelantar la etapa de preconsulta de las medidas legislativas o administrativas de carácter general susceptibles de afectar a estas comunidades, en esta etapa se concertaran entre otros asuntos, la ruta, la metodología, las actividades, los presupuestos y los cronogramas de los procesos de consulta previa. 2. Coordinar con el Gobierno Nacional y con las comunidades interesadas, los desarrollos de la etapa de Consulta previa de las medidas legislativas o administrativas de carácter general, bajo el criterio de que esta etapa se realizará directamente con los Consejos Comunitarios y las  organizaciones de las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras en sus territorios, según corresponda y 3. Adelantar la etapa de protocolización de la consulta previa de las medidas legislativas o administrativas de carácter general susceptibles de afectar a las Comunidades Negras, Afrocolombianas o Palenqueras del País.

Parece que el gobierno nacional quiere revivir la vieja consultiva, con todos sus vicios, para tener un ente desde el cual manipular al pueblo afro. El gobierno fomenta y soporta la vieja consultiva porque es funcional a su política de entregar los territorios étnicos a las multinacionales y a los grandes poderes económicos nacionales.

Cuando el pueblo afrodescendiente tiene expresiones independientes del gobierno y autónomas, que defienden los intereses populares, el gobierno dice que estamos divididos;  pero cuando el gobierno –a través de la compra-venta de falsa representatividad— coopta líderes de bolsillo entonces valida y legitima los mecanismos de representatividad así sean discutiblemente legales, pero indiscutiblemente ilegítimos, por ello se escucha de boca de Santos la frase “el gobierno unificó al pueblo afro”.

Este Espacio Nacional de la Consulta Previa, podrá tener aún más poderes que la otrora “consultiva afro”, se le quiere otorgar superpoderes para imponérselo a las comunidades donde en forma directa se debe realizar la Consulta Previa. Estos superpoderes, son un certero paso hacia su corrupción sin precedentes.  

Ese temor no es infundado, se repite el escenario y juegan de nuevo viejos actores y actrices, con el manido libreto de vender la lucha del pueblo negro, afrodescendiente, palenquero y raizal traicionando sus derechos y reivindicaciones. 

Muchas personas nominadas para ese Espacio de Consulta son los mismos corruptos de la “consultiva” anterior, por ejemplo está el señor del Huila, el señor del Atlántico, la señora del Valle, la señora del Chocó, el señor de Bogotá y la nueva señora que llegó ilegalmente por Bogotá, quienes por más atuendos afros que usen son los mismos corruptos. Pero también tenemos que el órgano está planteado sin que exista mecanismo de control, así no se puede evitar que se corrompa.  Y como si fuera poco, el actual gobierno es más corrupto, tramposo y racista que el impulsor de la creación de la primera consultiva. Lo que cambia es la anécdota de cómo se compró la nueva Comisión de Consulta Previa… ¡pero el drama del pueblo afro con estas falsas representatividades es el mismo!

El gobierno de Santos no tiene ningún interés en que el Espacio de Consulta sea defensor de los intereses del pueblo afrocolombiano, sólo necesita un aparato de comunidades negras que le sea útil para legitimar sus políticas, o ¿por qué en el caso de los delegados de Chocó y de Bogotá, el asesor estrella, Pastor Murrillo, metió las manos para evitar que fueran gentes que públicamente se opone a las políticas del gobierno nacional?. Pastor es un hombre negro, pero es “heraldo negro de la cúpula blanca” del gobierno y defensor de sus mezquinos intereses sobre nuestros territorios, de allí que se venda a cualquier gobierno.

En el marco de las manipulaciones para atar al movimiento social afro al Estado y sus designios de corte esclavista, actualizados con ideas corporativistas propias de Benito Mussolini, está el problema de los delegados de Chocó y Bogotá que está sin resolver, el gobierno en cabeza de Pastor Murillo legitimó al sector de su conveniencia. A pesar de ser un proceso que empezó en 2014, con 40 asambleas y 12 mil delegados no fue legal ni legitimo el procedimiento mediante el cual se escogieron los delegados arriba mencionados.

Ahora bien ¿qué debe hacer al sector democrático y las personas honestas (porque sí las hay) que asisten al evento citado del 31 de marzo al 2 de abril en Girardot y trabajan por defender los intereses de la comunidad. 

La primera medida es no permitir que participen las delegaciones cuestionadas por no estar resuelto el problema de sus delegados, sopena de una demanda que echaría para atrás todo el proceso.

La segunda medida es desligarse de las iniciativas del gobierno pues van a afectar al pueblo afrocolombiano, y eso lo logran en cuanto asuman el liderazgo del espacio de consulta pasando por encima de las ideas y prácticas de los corruptos exconsultivos y sus séquitos. 

En tercer lugar, no sucumbir a los cantos de sirena del gobierno, que con una palmadita en el hombro y llenando los bolsillos de algunos corruptos, quiere tener una comisión de consulta previa de bolsillo. Es importante que el pueblo afro identifique a las personas que utilizando su nombre se han deslizado hacia la “mermelada” del gobierno nacional vendiéndose. El gobierno compra conciencias porque  busca que le aprueben los planes y programas en contra del pueblo, como son las iniciativas legislativas que cada día empobrecen no solo al pueblo afrocolombiano sino el pueblo en general.

Por último, las organizaciones del movimiento social afro en general, debemos hacer entender al gobierno nacional que el pueblo afro debe tener autonomía política y administrativa en sus territorios, al igual que en sus formas de organización social, y eso se consigue en la medida que entiendan que no son los delegados de este espacio los responsables de tomar decisiones por las comunidades, sólo son un espacio de intermediación, no de toma de decisiones, LAS DECISIONES DEBEN TOMARLAS LAS COMUNIDADES EN SUS SOBERANOS TERRITORIOS, ellas son las que deben jugar el papel protagónico en la medida que les concierne y no los falsos representantes que ha comprado el gobierno para manejar la Comisión Nacional de Consulta Previa.

La reflexión final, como pueblo oprimido, perseguido, excluido y víctima de un etnocidio, debemos tener claro que nos toca remar por una unidad entre los que nos parecemos y entre diferentes que luchamos por el pueblo, mucho más allá de la pigmentación y del origen étnico racial.

Dentro de la diáspora de África en Colombia, hay algunos que entendemos que el problema histórico de nuestro pueblo es causado por el capitalismo como modelo económico de creciente desigualdad e inequidad, pues siempre nos han maltratado y utilizado desde antes y después de 1851 cuando se expidió la ley de abolición de la esclavitud. El capitalismo en sus distintos modelos es el principal factor de opresión, explotación y racismo, por ello debemos hacer unidad, generando nuevas formas de hacer política, lejos de la corrupción y el clientelismo. Políticas con centro en la lucha por el bienestar de la gran mayoría del pueblo afrocolombiano y en alianza con otros sectores sociales que también trabajan en pro de los derechos políticos, sociales, culturales de las clases explotadas.

 

Colombia, Marzo 29 de 2016

 

Colectivo Poder Negro

CONAFRO

Advertisement
Advertisement
Advertisement