La Minga Nacional Através del lente de Camilo Ara

Cumbre Agraria
Typography
 

“La misma opresión y la violencia ejercida por el ESMAD (que conllevó a la trágica muerte de 3 indígenas y más de 150 heridos), más las injusticias aguantadas y sumemos a lo anterior, los puntos pactados con el gobierno durante el pasado paro que no se cumplieron. Todo eso era lo que más enfurecía a los protestantes. Indígenas y campesinos molestos se empoderaban cada vez más. Más rabia y más ánimo de luchar por defender sus tierras y exigir sus derechos” me comenta Camilo Ara, fotógrafo que estuvo presente durante los días de Minga en el territorio del Cauca, específicamente en  el campamento ubicado en La María.

Camilo nació en Bogotá y creció en Kennedy  siendo el menor de dos hermanos. “Desde joven comencé a  preocuparme por las  distintas problemáticas del país. Descubrí que también había jóvenes en diferentes partes del mundo gritando inconformes por todo lo que pasa en este sistema de corrupción y muerte.  Terminé el colegio y empecé a estudiar ciencias sociales en la Universidad Distrital, gracias a esta formación inicié un proceso de trabajo más serio y directo con las comunidades”.  Para ese entonces Camilo ya estaba viajando a hacer trabajo de campo, lo que lo impulsó a cargar siempre consigo una cámara fotográfica. “Cuando uno comienza a viajar y a crear lazos con las comunidades; uno simplemente no para”.

Minga nacional - 2016

Me causa curiosidad una de las fotos que Camilo durante el tercer día de Minga montó en Facebook.  Foto que fue compartida  más de 1,800 veces y más de 1,500 “Me Gusta” desde su perfil privado; en un país en donde no se le ha dado la importancia que tienen y deberían tener  las comunidades indígenas y campesinas, en un país indiferente que ignora un conflicto que lleva más de cinco décadas.  Le comento a Camilo el por qué no haber vendido ese material, me dice que esas fotos no le pertenecen a él, “esas fotografías son de ellos” refiriéndose a los indígenas y campesinos que protestaban.” Mi única labor era comunicar por medio de esas imágenes, ya que los medios de comunicación son  tan sesgados y politizados, decidí  publicarlas para que cualquier persona las pudiera compartir”. 

En la foto se observa a un señor que bordea los 70 años, mientras en su mano sostiene una honda, que abalanza con una roca en su interior. Pregunto a Camilo por el contexto, el ambiente  que se sentía en el momento, me dice que la fotografía corresponde  a minutos previos a una entrada forzada por parte del ESMAD en la carretera que comunica a Piendamó con Santander de Quilichao, en donde los indígenas  pertenecientes a las comunidades del Cauca, se habían dado la tarea de cortar troncos de árboles,  arrastrar grandes piedras y poner llantas para bloquear la vía. El objetivo del ingreso de la tanqueta, según me cuenta Camilo, era  romper la barrera para sacar a sus heridos de un enfrentamiento que estaba ocurriendo  metros más adelante de ese primer bloqueo. 

Este señor era uno de los tantos ancianos lanzando piedras hacia la enorme tanqueta, que evidentemente, no tenían mayor impacto”.  Es una imagen poderosa, que enseña la lucha y determinación no sólo de un hombre, sino de toda una cultura.  Aparte de esta fotografía, Camilo nos comparte otras tantas de lo que fue La Minga Nacional, con la misma carga de poder, resistencia y lucha.   

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement