El compromiso con la Paz de Colombia en la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo

Internacional
Typography

Entre los días 16 y 18 de noviembre se realizó en Montevideo, Uruguay, la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo que convocó a cientos de organizaciones sociales y políticas del continente latinoamericano para construir alternativas de unidad y proyectos de articulación entre los países de nuestramérica para combatir el avance de los procesos neoliberales en la región.

El encuentro contó en la ceremonia inaugural con la presencia del ex presidente de Uruguay José Mujica, así como de representantes de los diferentes países convocados y un saludo del ex presidente de Brasil Luiz Inácio “Lula” da Silva. En sus intervenciones, ambos expresidentes, enfatizaron en la necesidad de abrazar y proteger los acuerdos de paz en Colombia como una causa regional, para garantizar a partir de la unidad latinoamericana la exigencia de cumplimiento irrestricto a la implementación de los acuerdos por parte del gobierno Colombiano. 

En las diferentes mesas de discusión: Integración, Libre Comercio, Transnacionales, Democracia y Soberanía; también se presentó la preocupación colectiva por el estado actual de incumplimiento a los acuerdos y por la alarmante cifra de lideres y lideresas sociales asesinadas en Colombia, posterior a la firma del acuerdo de paz. Principalmente en las mesas de debate sobre Juventud Latinoamericana e Integración se concluyó la necesidad de defender la bandera de la paz con justicia social en Colombia como uno de los principales objetivos del movimiento popular del continente en su conjunto, y de proteger y denunciar internacionalmente la persecución y asesinato de militantes sociales, defensores y defensoras de derechos humanos y ex combatientes de las FARC y sus familiares que también han sido víctimas de asesinato. 

En la declaración final del encuentro se expresó el apoyo a Colombia, manifestando: “El grave incumplimiento de los acuerdos de La Habana que pone en serio peligro al proceso de Paz en Colombia y profundiza la violencia en la ocupación de territorios por parte de fuerzas paramilitares, con el recrudecimiento de los asesinatos sistemáticos de líderes sociales y populares. A su vez se ve estancado el proceso de diálogo con el ELN por parte del gobierno, que desconoce al mismo tiempo la participación de los sectores agrarios, campesinos y afros en dicho proceso”. 

 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement