Encuentro por la hermandad y la libertad

Internacional
Typography

Una delegación del Capítulo Argentina del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica realizó un encuentro por la hermandad del pueblo vasco y el pueblo colombiano en la Ciudad de Buenos Aires el pasado 14 de agosto, apropósito de la gira que realiza la Brigada internacionalista vasca por el Cono Sur.

Con la expresión "somos la última colonia de España en Europa... liberarnos nos costará mucho" inició un relato que aparece en forma recurrente en los pueblos de Nuestra América. El pueblo vasco fue sometido a una guerra y colonizado por la corona española en 1512, de ahí surge su anhelo, como el nuestro, por la independencia, la autodeterminación y la paz. Sus esfuerzos por organizarse de todas las formas posibles han sido repelidos con la fuerza, el negacionismo y la cárcel.

Con gran optimismo e interés expusieron sus interrogantes acerca del proceso de paz en Colombia, en especial por las apuestas de las fuerzas del cambio en el contexto de implementación tras la firma de los Acuerdos de la Esperanza. Al respecto, el componente de justicia fue uno de los puntos más interesantes de la discusión valorando la verdad y la no unilateralidad como logros claves que yacen también en la agenda de objetivos del pueblo vasco.

El internacionalismo como vivencia y virtud de los pueblos, que como decía Martí "han de darse prisa por conocerse" en esta larga y cruenta lucha contra un adversario común, despertó entre anécdotas, un interés genuino por continuar aprendiendo en el intercambio sobre los proyectos alternativos que venimos construyendo. La economía social y solidaria, la organización territorial, la formación político-cultural, el feminismo, las diversidades sexuales y las conquistas en el plano institucional sosteniendo la movilización social como componentes de la estrategia, fueron puntos comunes a seguir profundizando con el enorme reto de superar el desinterés de algunos sectores de la sociedad.

Finalmente saludamos la libertad de Rafa Diez y ratificamos nuestro compromiso indeclinable en la exigencia de libertad de los presos y presas políticas de Colombia y el País Vasco, acompañada del reconocimiento al pensamiento crítico y la diversidad que actualmente se ven vulneradas por acusar de terroristas a quienes disienten de las ideas hegemónicas.

¡Euskal presoak, etxera!

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement