Puerto Rico se declara en quiebra, el pueblo pide rendición de cuentas

Internacional
Typography

Puerto Rico, Estado libre asociado a Estados Unidos, se declaró en quiebra el pasado miércoles 3 de mayo, como medida para evitar la demanda de acreedores y buscar la reestructuración de la deuda, 73 mil millones adquirió en la última década. ¿Cómo se llegó a esto?

Aunque pensamos que la época del colonialismo terminó, países como Puerto Rico son la evidencia de que ese capítulo para la humanidad aún no ha cesado. Desde 1952 este país ha tenido sus finanzas bajo tutelaje de una Junta de Supervisión fiscal designada desde Washington, bajo la denominada Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico conocida como la Ley Promesa. 

El gobernador de la isla, Ricardo Rosselló anunció que el procedimiento está amparado en el Titulo III de la Ley Promesa, aprobada en el Congreso de Estados Unidos. Se prevé un proceso de reestructuración de la deuda bajo la supervisión de la Junta, donde podrían imponerle a la isla un plan de austeridad, reforma de la legislación y ajuste de sus prioridades económicas. 

Parece irrisorio pensar que un país de 3 millones y medio tenga una deuda de 73 mil millones, pero las relaciones económicas con Estados Unidos se encargaron de ello. En 1976 incluyeron el código 936 en la legislación puertorriqueña, para permitir exenciones de impuestos a las empresas estadounidenses, cuyo crecimiento económico estuvo supeditado a las reglas sucias de Estados Unidos. En el año 2006 esta ley se derogó y el país entró en un proceso de crisis económica dando inició al endeudamiento.

El pueblo puertorriqueño desde el 1 de mayo entró en paro nacional, contra las medidas de reducción del gasto público y las medidas de austeridad, los trabajadores y trabajadores exigen auditoria de la deuda, reconocida como ilegítima. Hasta ahora se ha anunciado el cierre de 184 escuelas al finalizar el año escolar, el incremento de impuestos regresivos, aumentando el desempleo al 12%, el doble de Estados Unidos. 

 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement