Respaldamos al pueblo ecuatoriano y su revolución ciudadana

Internacional
Typography

El domingo 2 de abril se libra una batalla electoral que definirá el destino del Ecuador y la correlación de fuerzas entre el movimiento popular latinoamericano y los Estados Unidos. La ofensiva conservadora es una realidad y sólo beneficia a los poderosos, se equivocan quienes piensan que con gobiernos de derechas la situación de los explotados mejorará producto de la “agudización de las contradicciones”. Nada más alejado de la realidad. En Argentina, Macri viene mostrando que con claridad la agenda antipopular de la ofensiva neoliberal, con el ajuste económico el empresario-presidente ha endeudado al país a niveles impagables y ha hundido en tiempo récord a más de un millón de personas en la pobreza y la miseria. El pueblo siempre sufre las consecuencias. 

No es cierto que todas las ofertas políticas sean iguales. En Brasil, el golpista Michael Temer le quitó el alimento a millones de brasileños y brasileñas, expulsó de sus empleos a millones de trabajadores, impidió que cientos de estudiantes universitarios pudieran permanecer en sus aulas. Arremetió con fiereza contra el Movimiento Sin Tierra, contra los Sin Techo, erosionó con represión algunas organizaciones sociales en campos y ciudades. El pueblo no está mejor con Temer, ni está mejor Paraguay con Cartes, ni estuvo mejor Honduras con Micheletti o Lobo. 

El domingo 2 de abril en Ecuador se disputa la estabilidad del la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), una propuesta que nos ha permitido soñar con la unidad latinoamericana, con gestión de políticas emancipadoras y favorables para las mayorías. Sabemos que podemos ir por más, que queremos ir por más, pero eso es posible si no retrocedemos ni un milímetro de lo conquistado. 

Ecuador en los últimos años albergó a más de 300 mil colombianos/as que debieron refugiarse en suelo ecuatoriano, huyendo de la guerra, expulsados por la represión estatal, por las fuerzas paramilitares y por el modelo latifundista y rentista base de la economía colombiana. Los acogió un pueblo cariñoso y un gobierno que aseguró la ciudadanía universal a través de su Proceso Constituyente. Una consecuente y avanzada política, que expresa la comprensión del pueblo ecuatoriano del drama de la migración forzada, es un principio constitucional que reconoce el dolor y las dificultades que padecieron los más de 2 millones de ecuatorianos que emigraron forzados por el “feriado bancario de 1999”, un corralito financiero que licuó los ahorros y salarios de millones de personas, robándoles hasta el último centavo de su trabajo. Gracias Ecuador por recibir a nuestras hermanas y hermanos colombianos, gracias ecuatorianos, los pueblos no podemos olvidar. 

El pueblo ecuatoriano también se plantó en contra de la guerra en nuestro país, Rafael Correa exigió la paz para Colombia con respeto y con dignidad, la soberanía nacional del Ecuador fue violada por el ataque del ejército colombiano y el pentágono a un grupo de insurgentes y civiles en la provincia de Sucumbios-Ecuador en marzo del año 2008. Con mayor ímpetu, el pueblo ecuatoriano y el gobierno de la revolución ciudadana apoyaron con decisión los diálogos de paz entre el Gobierno y las FARC-EP y hoy es el territorio que acoge los diálogos con el ELN. La solidaridad es la grandeza de una nación y el valor supremo de su pueblo.

Estas son apenas algunas razones por las que el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica de Colombia respalda al pueblo ecuatoriano y a su revolución ciudadana. Aguardamos un triunfo arrollador de la verdad, de los derechos ciudadanos, de la democracia, auguramos que sin retroceder ni un “tantico así” el campo popular haga suya las posibilidades de profundizar la revolución y transformar el sistema dominante.  Esperamos que Lenin Moreno sea elegido presidente para profundizar los cambios emprendidos por la revolución ciudadana, para concretar los postulados del Buen Vivir, del SumakKawsay, que fueron recuperados en la nueva constitución ecuatoriana.

Les auguramos la victoria, abrazando la causa latinoamericana y ecuatoriana con el pensamiento del general del pueblo libre, Eloy Alfaro: "Nada soy, nada valgo, nada pretendo, nada quiero para mi, todo para vosotros, que sois el pueblo que se ha hecho digno de ser libres".

 

Equipo de Relaciones internacionales

Movimiento Político y Social Marcha Patriótica

Colombia. 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement