El caso de Milagro Sala, esta sí es una presa política

Internacional
Typography

A la líder social argentina Milagro Sala ayer le notificaron que debía comparecer ante la fiscalía por nuevos procesos en su contra. Al saberlo intentó hacerse daño producto de una crisis nerviosa, afortunadamente sus compañeras de reclusión lograron detenerla y fue conducida a la enfermería de la prisión de Tucumán donde se encuentra desde el 2016 por decisión del gobierno de Mauricio Macri.

Milagro Sala es una lideresa del movimiento barrial Túpac Amaru, organización conocida por haber construido varias miles de viviendas para familias en la pobreza. La argentina Rita Segato, antropóloga y profesora de la Universidad de Brasilia, dijo al llegar a Jujuy, su provincia: “Aquí Milagro Sala ha hecho más obras públicas que ningún estado a lo largo de la historia”. 

El caso de esta mujer luchadora es poco conocido en Colombia, un país que desconoce la existencia de sus miles de prisioneros y prisioneras políticas, la mayoría de ellos líderes sociales incriminados con pruebas falsas a quienes les ha tocado esperar en prisiones inhumanas por años un juicio que nunca llega. Pero Milagro no nos puede ser indiferente, porque somos el mismo pueblo perseguido por el mismo sistema inhumano y mentiroso, que pretende silenciar la verdad encarcelando a quienes luchan por transformar la vida de miseria de las mayorías de Nuestra América.

El mismo Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas consideró que la detención de Milagro Sala era arbitraria y realizó un llamado urgente al gobierno de Mauricio Macri para que sea liberada. También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un comunicado a través del cual “urge al Estado argentino a responder al caso de Milagro Sala”. 

No obstante los pedidos de organizaciones internacionales de derechos humanos, en el 2016 Milagro fue condenada injustamente a tres años de prisión en suspenso. Pero los atropellos no terminaron ahí, Milagro iba a ser notificada ayer de nuevos procesos en su contra, lo que le provocó una crisis nerviosa. Siendo clara la intención del gobierno provincial y nacional de doblegar su moral, asesinar su espíritu y sepultar su dignidad. 

Desde Colombia, la Marcha Patriótica le envía un mensaje de apoyo y solidaridad a Milagro Sala, presa política en un caso flagrante de persecución a su liderazgo social y a las cooperativas de trabajo. Hacemos un llamado a mirar hacia Argentina y solidarizarnos con las luchas del pueblo trabajador argentino que en un año de gobierno neoliberal encabezado por Mauricio Macri, ha padecido la miseria que traen consigo estos regímenes que pretenden arrebatar los derechos conquistados reforzando el aparato represor del Estado y entregando los bienes del pueblo al gran capital nacional y transnacional.

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement