Adiós a Metroagua: Santa Marta recupera su acueducto  

Regionales
Typography

Tras una larga e intrincada lucha jurídica, el distrito de Santa Marta logró recuperar la administración de las redes de acueducto y alcantarillado de la ciudad, concesionadas a la multinacional española Inassa. 

El parte de victoria se oficializó el lunes 17 de abril, cuando en ceremonia pública, los representantes legales acordaron la devolución administrativa al gobierno local, en presencia del propio procurador Fernando Carrillo.  La ciudadanía, el gobierno local y hasta los turistas están de fiesta. 

El colapso en las redes de alcantarillado, las interrupciones en la prestación del servicio de acueducto y los cobros desajustados eran cosa de todos los días. Inassa había hecho cotidiana la pésima calidad en la prestación del servicio y sus usuarios no aguantaron más. Hoy comienza una nueva etapa en la prestación del servicio de agua potable y en el manejo de las aguas residuales, en la que el distrito de Santa Marta retomará el control de la operación del acueducto y del alcantarillado, a su vez que buscará un aliado estratégico que le permita ofrecer el mejor servicio posible a propios y visitantes.   Este proceso que comenzó en cabeza de  Carlos Caicedo (alcalde de Santa Marta 2012-2015) y continuó con el actual burgo maestre, Rafael Martínez, ha llegado a feliz término gracias a la recolección de 230.068 firmas, que se traducen en la exigencia popular por recuperar el control público del servicio de acueducto y alcantarillado. 

Esta lucha, cerrada con una movilización de más de 25.000 personas, no sólo ordenó el tutelaje del distrito sobre la prestación del servicio de agua sino que reclama el fortalecimiento de lo público en la capital del Magdalena. Una discusión siempre llena de sofismas y mitos desarrollistas ha distraído a muchos incautos sobre los beneficios colectivos, sociales y medioambientales que genera la administración pública sobre los recursos propios de la región y sobre la prestación de servicios básicos. Allí dónde el lucro de 26 años de Inassa ha generado crisis en la prestación de servicios, el trabajo comprometido e incluyente del Distrito abre sendas de cambio para la ciudad.  No obstante, el alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, afirma que el cambio de operador no es garantía de un mejoramiento inmediato del servicio. Este incremento en la calidad será paulatino y dependerá del desarrollo de las etapas de relevo, mejoramiento y actualización de las redes y de la entrada en acción del nuevo operador. 

“Primero, tenemos que estabilizar el sistema; posteriormente, seguirán unas mejoras que garanticen la estabilidad del servicio y después vendrán las inversiones en infraestructura por el orden de 12.000 millones de pesos”, indicó el mandatario local. El burgo maestre afirmó, adicionalmente, que la Alcaldía de Santa Marta tiene previsto que a partir de este momento y por un año el consorcio Veolia-Proactiva Santa Marta S.A E.S.P., maneje los sistemas de acueducto y alcantarillado.  El país está atento al futuro de esta acción popular, pero es un buen inicio para el fortalecimiento de lo público en el país y un ejemplo del pueblo samario de que cuando se quiere, se puede.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement