En la consulta popular los cabrerunos derrotaron a Emgesa

Regionales
Typography

Los habitantes de Cabrera, Cundinamarca nos dieron una lección de dignidad y de responsabilidad con Colombia. En Consulta Popular realizada el pasado domingo 26 de febrero de 2017 la comunidad ratificó en las urnas su compromiso de defender y preservar el rio Sumapaz, el ecosistema de Páramo y la vocación agrícola de las zonas bajas colindantes con el Tolima.

La respuesta a la pregunta “¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Cabrera, Cundinamarca, como Zona de Reserva Campesina, se ejecuten proyectos mineros y/o hidroeléctricos que transformen o afecten el uso del suelo, el agua o la vocación agropecuaria del municipio?”, fue contundente. 1.465 votos, el 97% fueron por el ‘No’; sólo 23 (1.5%) apoyó el sí, y apenas hubo cinco anulados y 13 no marcados. 

Esta noticia, si bien no sorprende, sí llena de satisfacción a los pueblos del nororiente del Tolima y del suroccidente de Cundinamarca pues la multinacional Emgesa (de Chile) pretendía construir una cadena de 8 subestaciones eléctricas a lo largo de 50 kilometros sobre el río Sumapaz. De haberlo logrado, el proyecto energético hubiese transformado la vocación agrícola de la región y hubiera condenado al municipio a ser un enclave económico más el país. 

Ahora bien, este es el resultado de más de 10 años de trabajo reivindicativo de la Zona de Reserva Campesina para Cabrera. Sin la labor organizativa, de formación política y de sensibilización agro-ecológica que las asociaciones campesinas han hecho no hubiese sido posible detener el proyecto de Emgesa. 

Este logro en la lucha contra el capital transnacional, que sólo depreda al ambiente, mantendrá a salvo el páramo más grande mundo, mientras el campesinado avanza en la consolidación de la Zona de Reserva Campesina. Como se dijo, ahí están los campesinos de Cabrera, dando ejemplo.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement