Las mariposas Mirabal siguen inspirando la lucha de la mujer

Análisis
Typography

Las hermanas Mirabal, víctimas de la dictadura dominicana, alentaron al movimiento feminista latinoamericano. En su honor existe el Día de la No Violencia contra la Mujer

 

Fue en Bogotá, Colombia, donde se celebró el primer Encuentro Feminista Latinoamericano, convocado en noviembre de 1981 en honor a las hermanas Mirabal, víctimas de la dictadura de Leónidas Trujillo en República Dominicana.

 

A partir de este evento, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, jornada reivindicada desde las organizaciones populares que luchan por una sociedad con equidad de género y sin discriminación sexual.

 

Las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, conocidas como “Las Mariposas”, fueron unas importantes activistas por la democracia en República Dominicana. Las tres fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la dictadura de Leónidas Trujillo, uno de los regímenes militares más largos y sangrientos en la historia de América Latina. 

 

Su muerte estremeció a la sociedad dominicana, que redobló su oposición a Trujillo, quien fue asesinado al año siguiente. El caso de Las Mariposas también alentó a las mujeres latinoamericanas, que poco a poco se fueron organizando en torno a la causa feminista. 

 

En 1981 se realizó su primer encuentro, y desde entonces se conmemora a las hermanas Mirabal cada 25 de noviembre como una jornada para denunciar la violencia contra la mujer y reivindicar sus derechos. La fecha fue adoptada en 1999 por la Organización de Naciones Unidas, que la instauró como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

 

En la actualidad, América Latina es una de las regiones del mundo que más padece violencia y opresión contra la mujer. Por eso, el movimiento feminista, y en general las organizaciones populares, siguen teniendo vigente el ejemplo de las hermanas Mirabal y de todas aquellas mujeres que han enfrentado a una sociedad patriarcal que las oprime.

 

En Colombia, la superación del conflicto armado entre el Estado y las FARC es una oportunidad para contribuir a superar la violencia contra la mujer. En el desarrollo de la confrontación, las mujeres fueron ampliamente victimizadas. Por eso, el acuerdo de paz incorporó un enfoque de género que representa una oportunidad para ayudar a superar la violencia contra ellas. 

 

Hoy por hoy, es claro que la lucha por cambiar al mundo pasa por acabar con la discriminación y el maltrato hacia la mujer. Un problema incorporado a una sociedad machista y patriarcal que debe dejarse atrás.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement