“Un nuevo partido para un nuevo país”

Análisis
Typography

Se aproxima el nacimiento de la nueva agrupación política de las FARC, que jugará un rol fundamental en la apertura democrática pactada en el acuerdo de paz

 

El primero de septiembre es la hora cero para el nuevo partido político de las FARC. En esa fecha está prevista la presentación pública de la agrupación en la que se convertirá ese movimiento insurgente tras 53 años de lucha.

 

Como parte de la implementación de los acuerdos de paz, las FARC constituirán una nueva organización política legal, luego de haber cumplido a cabalidad su compromiso de dejación de armas.

 

En el pleno del Estado Mayor Central de la organización, celebrado del 23 al 26 de julio pasado, el nuevo partido fue uno de los temas centrales allí tratados. Aunque las definiciones clave se tomarán en el congreso constitutivo (como el nombre, la estructura y la plataforma), el pleno dio pistas sobre cómo se perfila la agrupación.

 

“El congreso definirá el carácter del nuevo partido, amplio en su concepción y ejercicio de la política y consecuente con la tradición y la experiencia de décadas de lucha revolucionaria”, expresaron las FARC en la declaración política del pleno, leída al país en una rueda de prensa el 27 de julio.

 

Esta postura plantea el reto de incorporar el acumulado político e ideológico de las FARC (que tras 53 años de lucha armada pasan a la vida legal), con la intención de poner en marcha un proyecto novedoso y que encarne las reivindicaciones del pueblo colombiano.

 

Las banderas a levantar

 

En su último pleno, las FARC reafirmaron su decisión de “jugarse enteramente por la paz y la reconciliación, fundadas en la justicia social, la inclusión democrática, la soberanía, la relación no depredadora y armónica con la naturaleza y la erradicación de la corrupción”.

 

También concluyeron que el momento histórico del país demanda construir una “gran coalición democrática” a favor de la implementación del acuerdo de paz, y su “ampliación hacia una alternativa política con capacidad de respuesta efectiva a los problemas más sentidos de la población”. 

 

Para las FARC, la actual situación nacional brinda “una oportunidad excepcional para producir un avance democrático en nuestro país”. Y en ese proceso, el nuevo partido jugará un rol fundamental. De ahí la trascendencia de su proceso de constitución.

 

“Estamos planteando un nuevo partido para un nuevo país”, explicó Pablo Catatumbo tras el pleno. “Queremos que sea un partido amplio, un partido para la paz, un partido moderno, que incluya la transparencia, la democracia interna, que sea ejemplo de la democracia que nuestro país está reclamando”, agregó el dirigente de las FARC. 

 

El nuevo partido tiene asegurada su presencia en el Congreso en la próxima legislatura, pues según quedó pactado en el acuerdo de paz, tendrá cinco curules en el Senado y otros cinco en la Cámara de Representantes, independientemente de la votación que reciba. Además, tendrá los mismos derechos y deberes de cualquier partido o movimiento político del país.

 

El escenario del 2018

 

En varias oportunidades, voceros de las FARC han expresado que su nuevo partido no presentará un candidato presidencial propio para la campaña del 2018. En cambio, proponen trabajar por una amplia convergencia por la paz y que trabaje por resolver los problemas más sentidos de la población.

 

En ese propósito, el pleno acordó invitar al primer día de sesiones del congreso a cada uno de los candidatos presidenciales para que expongan “su visión de país y su compromiso con la paz”.

 

“Así quiere nacer el partido político que va a impulsar y dar el punto de partida el congreso fundacional. Es importante tener en cuenta esas opiniones”, expresó Iván Márquez, dirigente de las FARC, sobre la invitación enviada a los diferentes candidatos presidenciales.

 

El congreso constitutivo del nuevo partido tiene prevista su realización entre el 27 y el 31 de agosto, con una presentación pública en la Plaza de Bolívar de Bogotá el primero de septiembre. 

 

Aún no hay respuesta oficial de los diferentes aspirantes presidenciales a la invitación de las FARC. Sin embargo, algunos de ellos han reiterado su respaldo a la implementación plena del acuerdo de paz, como Gustavo Petro, Clara López y Humberto de la Calle. También han manifestado su apoyo al proceso de paz, con diferentes matices, precandidatos como Sergio Fajardo y Piedad Córdoba. 

 

Algunos de ellos han ido más allá de una simple declaración a favor de la paz y han planteado su intención de trabajar por una convergencia que se comprometa con la defensa del acuerdo de La Habana. 

 

Otros, por su parte, han manifestado su intención de “reformar” el acuerdo o de hacerlo trizas, como expresó un líder de la extrema derecha. “Se trata sin duda de una amenaza que no se puede subvalorar, pero que está llamada a ser superada por la historia”, evaluó el pleno sobre esta amenaza.

 

Sin embargo, Márquez aclaró que están dispuestos a interlocutar con todos los sectores, incluidos los opositores al acuerdo de paz. “Estamos en disposición de diálogo. El diálogo nos va a llevar al entendimiento en Colombia. Al final, los colombianos lo que quieren es reconciliación, paz, inclusión, vida digna”, expresó. 

 

“Nuestra disposición al diálogo es con todos. Tenemos que llegar a un país en el que nos entendamos con las ideas”, concluyó.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement