Con vocación agrícola, alfabetizada e internacional: así es la comunidad fariana

Análisis
Typography

Gracias al censo socioeconómico realizado a la militancia de las FARC, se podrá formular una ruta idónea para su reincorporación a la vida civil

 

Un colectivo enraizado con el campo, con un significativo nivel de alfabetización y con una importante presencia internacional develó el censo socioeconómico practicado a la militancia de las FARC.

 

Este diagnóstico fue posible gracias a la labor de la Universidad Nacional, y por encargo del Consejo Nacional de Reincorporación (CNR), instancia donde tienen asiento funcionarios del gobierno nacional y delegados de las FARC.

 

El censo se realizó en las últimas semanas en las zonas veredales y cárceles del país. Y en él se practicaron alrededor de 80 preguntas a 10.015 guerrilleros, milicianos y prisioneros de las FARC.

 

Los resultados fueron entregados formalmente al CNR este 6 de julio, y algunos de ellos fueron presentados a los medios de comunicación en una rueda de prensa.

 

Una radiografía completa

 

Si bien algunos rasgos de la composición de las FARC se conocían por estudios de algunos académicos, este censo confirmó parte de ellos, a la vez que develó otras características particulares de dicha organización.

 

El censo corroboró la extracción rural de la militancia de las FARC: el 66 por ciento de ella es de origen rural y otro 15% “urbano-rural”. Esta composición agraria se manifiesta en el interés de un 60% de los miembros de la organización interesados en adelantar actividades agropecuarias tras la reincorporación. Además, el 37% tiene interés en participar en proyectos de mercados campesinos, y el 28% en acuicultura.

 

Otro rasgo que llamó la atención fue el importante nivel de alfabetización: el 90% de la comunidad fariana sabe leer y escribir. Además, el 88% de ella tiene al menos estudios de primaria. Una parte de ese porcentaje alcanzó la secundaria y otro tanto la educación superior.

 

Adicionalmente, sorprendió la “legión extranjera” de las FARC. Aunque ya se conocía la presencia de algunos ciudadanos de otros países en sus filas (como la holandesa Tanja Nijmeijer y la francesa Nathalie Mistral), el censo señaló que son 85 los combatientes internacionalistas de la organización. Se destacan los provenientes de Venezuela, Ecuador y Brasil. También hay, en menor medida, provenientes de otros países latinoamericanos.

 

Igualmente se confirmó el “baby boom” que actualmente se presenta en las zonas veredales, pues hay 168 embarazadas, casi la décima parte de las mujeres de las FARC. Adicionalmente, el 54% de los integrantes de la organización tiene al menos un hijo.

 

Esta situación se explica por la consolidación del cese al fuego y la posibilidad de que se levantara la restricción para concebir hijos en el marco de la vida guerrillera. Hoy la comunidad fariana se perfila como una gran familia que piensa en un futuro en paz.

 

En suma, este censo es una caracterización completa de los hombres y mujeres que ahora lucharán con las palabras y que marchan hacia un país en paz, al que esperan reincorporarse para aportar sus capacidades y sueños.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement