“Estamos comprometidas ‘hasta los tuétanos’ con el feminismo”: Victoria Sandino de las Farc-ep

Análisis
Typography

El pasado viernes 23 de junio, las Farc-Ep socializaron sus Tesis de Mujer y Género: Feminismo Insurgente. El documento, que consta de 7 páginas, surge como preparación del Congreso Constitutivo del partido legal de dicha guerrilla.

El evento tuvo lugar en el Teatro La Candelaria, en el centro histórico de Bogotá. Allí, una mesa compuesta por 16 guerrilleras, en cabeza de Victoria Sandino, presidió el evento y abrió la discusión pública sobre su propuesta de feminismo.

Al preguntarle a las excombatientes por el machismo al interior de las filas de las Farc, Sandino afirma que, al ingresar a la organización, las mujeres ganan un largo trayecto de igualdad y asegura que las acciones machistas fueron fuertemente sancionadas en la guerrilla.

“Lo que estamos haciendo al interior de la organización es una reingeniería profunda para que esas prácticas y esa cultura patriarcal, machista, de no reconocer todas las diversidades, sea abolida. Eso es lo fundamental y con eso estamos comprometidas hasta los tuétanos.”

El documento de las Tesis señala que la guerrilla de las “Farc-Ep fue para las mujeres rurales, especialmente, una opción de vida diferente, una oportunidad para escapar de una realidad de exclusión, discriminación y opresión” por lo que, además, las excombatientes aseguran que su accionar político en la vida civil estará orientado a promover normas de convivencia, de respeto y de nueva cultura que permitan acabar con el patriarcado y el “sistema capitalista en el que las mujeres son excluidas, discriminadas, subordinadas y violentadas.”

Las mujeres farianas sostienen que el Feminismo Insurgente es la propuesta construida desde su experiencia en la vida revolucionaria, por lo que se trata de un feminismo anticapitalista (pese a reconocer que el sistema patriarcal no es exclusivo de regímenes capitalistas) y antiimperialista. El feminismo de las Farc es, además, antihomófobo y antirracista. 

Al respecto, Victoria Sandino destacó el relacionamiento que las Farc sostuvieron con el movimiento LGBTI durante la construcción del enfoque de género del Acuerdo de la Habana. Además, reconociéndose como mujer afro, Sandino también profundizo en el enfoque étnico, no sólo del acuerdo, sino además del feminismo construido por las excombatientes.

Pese a que las asistentes al evento reconocieron la propuesta de las Farc como novedosa e incluyente, las excombatientes fueron enfáticas en que las Tesis presentadas son apenas un borrador y que están abiertas a discusión todavía.

“Nosotras no tenemos la varita mágica para resolver toda la problemática de esta sociedad; eso lo tenemos que hacer de manera conjunta, entre todas y todos. Por eso estamos aquí, porque podríamos durar otros 53 años echando tiros, pero como no lo resolvimos, lo vamos a tener que resolver ahora, de manera directa, entre ustedes y nosotras por igual.” 

Así, la jornada se convirtió en un diálogo fraterno, de intercambio de saberes y experiencias entre las feministas de las Farc y las asistentes al evento, quienes entre cantos y arengas le dieron bienvenida a la vida civil a las excombatientes.  

Sobre el papel que desempeñarán las mujeres de las Farc en el nuevo partido político, tanto Sandino como sus compañeras, aseguraron que están trabajando por conseguir la mayor incidencia en las instancias de dirección del partido. Pues, pese a que las Tesis contienen la creación del Departamento de Mujer y Género (responsable de garantizar la línea política del tema al interior del partido) la participación de la mujer debe darse, tanto en las tareas organizativas, como en las de representación. 

Las farianas consideran urgente la paridad en los cargos, o las llamadas “cuotas”, como medida transitoria para no invisibilizar a las mujeres y reconocer su voz y voto, mientras se continúa en la lucha por sus derechos plenos. Garantizar la presencia en espacios de tomas de decisiones es, para las excombatientes, tener incidencia real dentro del Partido y en las masas.

“Cuando un hombre asume una instancia de dirección, nunca se pregunta si será capaz, si está capacitado para ello; nosotras debemos empezar a asumir todos los espacios, mientras estudiamos y nos capacitamos, sin miedo a fallar porque también tenemos derecho a equivocarnos y seguir aprendiendo”

Y aun cuando abrir espacios para mujeres signifique, irremediablemente, cerrar algunos para los hombres, las mujeres de las Farc están comprometidas con que el tema de género no se quede en ellas y, por el contrario, desean que se extienda a todos los militantes. La construcción de una masculinidad nueva y contrahegemónica es la tarea que, para los hombres, deriva de las Tesis de Mujer y Género de las Farc-Ep.

Por ahora, tal como lo señalaron las 16 mujeres que presidieron la socialización de las Tesis, estas se tratan de un documento abierto a la discusión y al que cualquiera puede hacer observaciones, correcciones y sugerencias. Las feministas que acompañaron el evento también reiteraron la necesidad de seguir generando espacios de intercambio con las mujeres de las Farc, de cara, no solo al nuevo partido político, sino al nuevo país del post acuerdo. 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement