Corrupción sin límite: así se pierden las regalías en Risaralda, Huila y Tolima

Análisis
Typography

Por @dianamotavo

En una semana, la Contraloría General de la Nación reportó irregularidades en el uso de los recursos de regalías por cerca de 24.000 millones de pesos en los departamentos de Risaralda, Huila y Tolima.

En Aipe Huila, según el ente de control despilfarraron $19.325  millones en una ciudadela educativa que tenía que estar lista para el uso de los estudiantes en 2013, sin embargo, hoy la construcción se encuentra abandonada mientras que los niños y jóvenes del municipio continúan sus estudios en instituciones que no cuentan con condiciones dignas.

Para no quedarse atrás en el departamento de Risaralda se encontraron irregularidades en varios proyectos que suman más de $4000 millones de pesos  que describimos a continuación.

1,Construccion de un supuesto “ Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Manufactura y la Metalmecánica – CINDETEMM” por  $2025 millones donde la auditoria informa que gastaron  todo el dinero pero no existe ninguna construcción  y el convenio en el que desarrollaría la obra, hoy no tiene personal calificado, esquema organizacional o sede, así lo reporta el informe:

“…pese a haberse ejecutado financieramente la totalidad de los recursos aportados por el Departamento de Risaralda para el desarrollo del convenio, no se evidencian resultados tangibles, existiendo a la fecha una persona jurídica  denominada CINDETEMM que no ha trascendido del papel, carente de un esquema organizacional que le permita operar en debida forma, sin sede propia, sin planta de personal calificado y capacitado, y sin resultados apreciables”

2. Supuesto programa “Mejoramiento y rehabilitación de las vías del departamento de Risaralda fase I” en ese proyecto se encontraron tres irregularidades que suman más de $1600 millones de pesos por sobrecostos en los materiales y entrega de obras de mala calidad

3, Irregularidades en el programa “Implementación de la segunda fase para el fortalecimiento de cadenas productivas agropecuarias y agroindustriales en el departamento de Risaralda”, aquí se reportó la pérdida de más de $345 millones  porque aunque era objeto del contrato, el contratista no entrego 7 plantas eléctricas y por tanto no se encuentran en funcionamiento 10 plantas piscícolas con las que debían ser beneficiados varios municipios del departamento

Para terminar y llenos de indignación debemos reportar el caso de los municipios de Natagaima, Planas  y Ortega Tolima, donde en un proyecto que debía modernizar la atención en salud de los habitantes de esos territorios, el contratista entrego objetos de tecnología antigua que no cumplían con lo que se había solicitado, sin embargo, se pagó todo el valor sin objeción como se muestra en el siguiente cuadro. .

 Es necesario que las veedurías ciudadanas se activen y que la Fiscalía General actué, puesto que, serán muchos los recursos que deben llegar a las regiones en medio del acuerdo de paz y no existe un mecanismo de verificación en línea que permita comprobar que los recursos si lleguen a las poblaciones.

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement