Peñalosa, ¡Ni hace ni deja hacer!

Análisis
Typography

Por Gonzalo Pacheco

‘La guerra del centavo’, documental de Ciro Durán (1985), evidenció que el caos en el sistema de transporte público de Bogotá se debía a su especialización en los buses y busetas desde la década de los 50’s. Ya en los 80’s las vías no daban abasto para tantos buses y la congestión era generalizada. No hacía falta tener dos dedos de frente para comprender que para superar el caos de la movilidad y darle a Bogotá un sistema de transporte público de calidad, urgía superar la “era del cheto” para ingresar a las soluciones multimodales: buses, metro, tren de cercanías, tranvía y teleféricos.

De cualquier forma, lo primero que debía hacer Bogotá era construir un metro que liberara las vías principales de los grandes y contaminantes autobuses. Ello es de conocimiento público desde hace 75 años cuando Carlos Sanz de Santamaría presentó en 1942 la primera propuesta de un metro para Bogotá. Tras ésta, ha habido por lo menos 8 propuestas serias de metro para Bogotá. De todas, la que más probabilidad tuvo de éxito fue la consolidada durante la alcaldía de Gustavo Petro, la cual estuvo sustentada por un estudio técnico elaborado en 2013 por la empresa ‘Euroestudios’ y que contó con el respaldo económico del Banco Mundial. 

Lo indignante es que con casi 8 décadas de experiencias frustradas en la construcción de un metro apropiado para Bogotá, y habiendo logrado el apoyo del Gobierno Nacional y el respaldo monetario de entidades multilaterales, el “visionario” alcalde Peñalosa decidió rechazar la propuesta heredada de la administración anterior. Sin argumentos, sin estudios técnicos, sin ética ni pudor, Enrique Peñalosa decidió botar a la basura los estudios elaborados para el metro subterráneo de Bogotá. El resultado: Bogotá se quedó otra vez está sin metro, sin propuesta y sin si quiera un paquete gráfico para ‘empresa metro’.

Este absurdo chiste le costará a los Bogotanos y Bogotanas $ 22.800 millones más IVA del 19%; dinero que exigió la sociedad colombo francesa Systra-Ingetec para la elaboración de nuevos estudios y diseños para un metro al gusto de Peñalosa: elevado y ajeno a las demandas de Bogotá. De esta situación se desprenden dos verdades. Primero, Peñalosa mantuvo engañada a la ciudadanía durante todo este tiempo, afirmando que existían estudios sobre su propuesta de metro elevado. No obstante, Systra e Ingetec afirman que, de ser contratados por el Distrito, entregarían sus productos sólo hasta octubre del 2017. Palabras más, palabras menos, Peñalosa nunca ha tenido “argumentos técnicos” para rechazar el metro subterraneo que presentó Petro. Segundo, la imagen que vendió Peñalosa como un “gerente, visionario y calculador” en época de campaña, hoy se desmorona alarmantemente. Peñalosa no sabe de administración pública y el caos que se vive hoy en las calles de Bogotá parece revivir las peores épocas de la ciudad.

Mientras tanto, cada día el transporte en la capital es más deficiente y sin perspectivas de cambio. Todo esto se lo debemos a Peñalosa, el alcalde irresponsable que ni hace ni deja hacer.

Pd: Respecto a la ya famosa frase de Peñalosa de que "A los ciudadanos les parece muy sexy el metro subterráneo porque no lo han usado. Pero cuando ya tienen que meterse bajo tierra como una rata todos los días, en unos túneles que huelen a orines con mucha frecuencia", hace falta una disculpa pública a los millones de usuarios de metro subterraneo en el mundo. Parece que el único que se comporta como “rata” es él, mintiéndole a sus electores y generándole más costos innecesarios a los contribuyentes.

 

Referencias 

- http://www.eltiempo.com/bogota/systra-e-ingetec-encargadas-de-disenos-de-ingenieria-basica-del-metro/16799667

- http://caracol.com.co/emisora/2017/02/24/bogota/1487938029_301847.html

- http://caracol.com.co/emisora/2017/02/22/bogota/1487772532_947032.html

- http://www.elespectador.com/noticias/bogota/mas-de-70-anos-sin-metro-bogota-articulo-547135

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement