Agresiones, amenazas y asesinatos en contra de la población del Catatumbo

MIA
Typography
 

Bogotá, 22 de julio 2016

 

Doctor

HUMBERTO DE LA CALLE LOMBANA

JEFE DE LA DELEGACIÓN DE PAZ DEL GOBIERNO NACIONAL 

Señor

IVÁN MÁRQUEZ

JEFE DE LA DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

 

Reciban un respetuoso saludo

En nuestra calidad de garantes de la Mesa de Interlocución y Acuerdo (MIA) del Catatumbo – Norte de Santarder-, espacio de diálogo entre el gobierno nacional y las comunidades para la discusión y resolución de diversas problemáticas que aquejan a esta región, y atendiendo a la solicitud presentada por la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), remitimos a la Mesa carta enviada por esta organización a propósito del incremento de las violaciones de derechos humanos que se está presentando en la zona del Catatumbo y de preocupaciones en torno al alistamiento frente al cumplimiento de medidas acordadas por la Mesa en relación al cumplimiento de acuerdos en torno a la sustitución de ingresos campesinos derivados de los cultivos de coca y marihuana.

Es importante advertir que desde nuestra calidad de garantes hemos podido verificar el incremento de las violaciones de derechos humanos en los nueve municipios del Catatumbo, siendo de especial preocupación la situación que se presenta en Tibú. El informe de riesgo No. 021 de 2016 de la Defensoría del Pueblo da cuenta de ello. “La población se encuentra sometida a la presión por parte de todos los actores armados debido al cobro de vacunas, el uso de artefactos explosivos, señalamientos y amenazas. En este contexto, las personas que ejercen liderazgo son particularmente vulnerables por las presiones que reciben constantemente, debido a la capacidad de movilizar a la comunidad, fortalecer el tejido organizativo, mejorar la comunicación y la confianza interna”

De igual manera expresamos nuestra preocupación por los ataques que siguen presentándose a las y los integrantes de ASCAMCAT, una organización con una apuesta clara frente a la construcción de la paz. De acuerdo con información presentada por esta organización, desde 2006 a la fecha han sufrido 68 agresiones contra sus integrantes, dentro de los que se suman 5 asesinatos, 23 amenazas, 24 casos de hostigamiento por razones políticas y 16 actos de agresión por injuria, abuso de funciones públicas y empadronamiento. 

Estas situación sumada al incremento de militarización en la zona, la presencia de diferentes actores armados, y la selección de Tibú como uno de los lugares en donde se producirá la concentración de las FARC-EP, nos hacen expresarle a la Mesa la necesidad de tomar medidas para proteger la sociedad civil y seguir avanzando de manera decidida en la construcción de medidas que permitan hacer realidad la paz territorial. 

 

Atentamente

 

ÁNGELA MARÍA ROBLEDO

Representante a la Cámara

 

IVÁN CEPEDA CASTRO

Senador de la República

 

ALIRIO URIBE MUÑOZ

Representante a la Cámara

 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement