¿Cuáles son las preocupaciones en torno a la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz (JEP)?

Paz
Typography

A poco días de que se inicie en el Congreso el debate sobre la ley estatutaria que reglamentará la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) crecen las preocupaciones sobre el destino final de este mecanismo de justicia restaurativa de vital importancia para cerrar el capítulo de la guerra en Colombia y sin cuya aprobación no se hubiera llegado a la firma del Acuerdo de paz con las Farc.

Como ha sucedido con otros proyectos del Acuerdo final, el texto original de la JEP será sometido a debate y seguramente a modificaciones en el Congreso en los próximos días. 

Según afirmó el ministro de justicia, Enrique Gil Botero, el articulado de la JEP que se presentará será resultado del trabajo de las instituciones involucradas en la implementación del Acuerdo, así como de centros de pensamiento y organizaciones de la sociedad civil con amplia experiencia en los temas de víctimas y justicia transicional.

El ministro Guillermo Rivera aseguró que la ley estatutaria de JEP, fundamental para la nueva etapa legislativa que inició el pasado 20 de julio, deberá estar aprobada antes del 25 de septiembre, momento en que se espera ya estén elegidos los magistrados de este mecanismo de justicia no punitiva. 

Sin embargo, dentro del Congreso la JEP enfrentará una radical oposición del Centro Democrático, cuyos voceros no reconocen que este mecanismo, que hace parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición apunta al esclarecimiento de los hechos ocurridos durante el conflicto armado. 

A través de la JEP se busca una salida de reconciliación en el país pues “estamos construyendo una solución de justicia que tiene en el centro de sus preocupaciones a las víctimas, que ofrece una alternativa para encontrarle una salida  al conflicto colombiano y generar condiciones para una paz estable y duradera”, afirmó Jairo Estrada, vocero del movimiento ciudadano Voces de Paz.

 

¿A qué le temen los enemigos de la paz?

Es evidente que sectores de la oposición tienen miedo que los tribunales de la JEP den a conocer a la sociedad colombiana y al mundo en general, los crímenes que se cometieron durante el conflicto armado; por eso la resistencia a su aprobación. 

Es importante destacar que la JEP es un mecanismo necesario para la lograr la reconciliación del país que permitirá recomponer el tejido social tras una guerra que arrojó más de ocho millones de víctimas.

Hay que reconocer que es la primera vez en la historia de este país que se dará respuesta a la impunidad dentro conflicto. Y es la primera vez que se aborda de esta manera el reconocimiento de los derechos de las víctimas.

Este modelo transicional es innovador porque lleva inmerso una justicia restaurativa, un aporte esencial a la verdad, la reconciliación y al perdón, claves para el postconflicto.  

Así que corresponde al Congreso y a los partidos políticos honrar lo pactado en La Habana y proveer a La Justicia Especial para la Paz de los instrumentos para que los colombianos conozcan la verdad y que la oscura noche de la guerra que vivió Colombia nunca se vuelva a repetir.

La Nueva Colombia en Paz, será con Verdad, Justicia y Reparación.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

 

 

 

 

 

 

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement