Consejo de Seguridad de la ONU cuestiona ataques a líderes sociales

Paz
Typography

El organismo, que visitará Colombia en mayo, reitera su apoyo a la implementación del acuerdo de paz

 

Este 5 de abril, el Consejo de Seguridad de la ONU analizó la situación en Colombia y en particular el proceso de implementación del acuerdo de paz suscrito entre el gobierno y las FARC.

 

Los quince países miembro reiteraron su respaldo al proceso y animaron a las partes a tratar de cumplir con los calendarios originalmente establecidos.

 

El seguimiento al caso en el Consejo de Seguridad es liderado por el embajador británico, Matthew Rycroft, quien dijo en la sesión estar “muy satisfecho por el progreso ya logrado”.

 

El diplomático expresó que “mantener el impulso en los primeros momentos es crítico”, y que será vital que la implementación sea “sostenida”.

 

Ataques contra líderes

 

Rycroft y otras delegaciones también llamaron la atención sobre los ataques contra líderes comunitarios y defensores de los derechos humanos. “Estos ataques son una amenaza a la confianza pública en el acuerdo de paz, especialmente en comunidades aisladas y vulnerables”, dijo.

 

“Es necesaria una respuesta robusta y coordinada del gobierno para asegurar la seguridad en todas las zonas abandonadas por las FARC", añadió.

 

La embajadora colombiana ante la ONU, María Emma Mejía, respondió que es “prematuro afirmar que todos los homicidios estén asociados a la labor de la defensa de los derechos humanos o que sean responsabilidad de organizaciones criminales sucesoras de los grupos paramilitares”.

 

La funcionaria se inscribe así en la línea del gobierno de negar la persistencia del paramilitarismo y la sistematicidad de los asesinatos a líderes sociales, que en el último año bordean los 150 casos.

 

Informe de Arnault

 

En la reunión estuvo presente Jean Arnault, jefe de la Misión Especial de la ONU que acompaña la implementación del acuerdo. El funcionario presentó un informe fechado el 24 de marzo en el que da cuenta de las labores de la misión.

 

Arnault planteó que entre las cosas que generan preocupación en la ONU está la lentitud en la aplicación de ciertas partes del acuerdo, como la adecuación de las zonas veredales, la implementación de la Ley de Amnistía y los planes para la reincorporación de los integrantes de las FARC.

 

Respaldo unánime

 

Otros embajadores ante la ONU reiteraron su respaldo al acuerdo de paz, como el delegado francés, François Delattre, y la estadounidense, Michele Sison, quien señaló que “se han hecho muchas cosas buenas”, pero también “queda mucho por hacer”.

 

Los dos estados latinoamericanos que hoy hacen parte del Consejo de Seguridad, Bolivia y Uruguay, también expresaron su “total apoyo” al proceso e hicieron un balance positivo de lo hecho hasta ahora.

 

El embajador uruguayo, Elbio Rosselli, quien presidirá el Consejo de Seguridad, anunció que el organismo tiene previsto viajar a Colombia para respaldar en terreno el proceso de paz. La visita está prevista para el 3 de mayo, según indicó el diplomático.

 

Por arreglo entre el gobierno y las FARC, la ONU hace parte del seguimiento y verificación al acuerdo de paz. Entre sus funciones está el monitoreo al cese al fuego y la recolección del armamento de las FARC.

 

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Advertisement
Advertisement
Advertisement