El ESMAD sí usa armas artesanales y sí pudo haber asesinado a los indígenas del Cauca

Blogger Andres Gil
Typography
 

Una vez Medicina Legal dijo que los indígenas del Cauca habían sido asesinados con proyectiles con “material artesanal no convencional (recalzado)”, comenzó a cundir la versión de que los indígenas se mataron entre ellos mismos accidentalmente con armas artesanales. “El Ejército o el ESMAD no usan armas artesanales” aseveró Néstor Morales en Blu Radio y frases parecidas fueron repetidas por los ministros de Defensa, Interior y Agricultura. Incluso el diario La Opinión de Cúcuta en su editorial del domingo 5 de junio afirma que los indígenas usan armas y que fueron esas “mismas armas” las que asesinaron a sus compañeros. 

Pues no es así Néstor, ministros y diario La Opinión ¿sabían que el ESMAD sí utiliza armas artesanles? ¿sabían que con ellas el ESMAD ya ha asesinado a varias personas? En 2006 el estudiante Óscar Leonardo Salas murió durante una protesta en la Universidad Nacional por un proyectil racalzado que le impactó en el ojo, aunque la policía lo negó  diciendo (al igual que hoy) que ellos “no usaban armas no convencionales” resulta que sí las usaron, así lo confesó un ex miembro del ESMAD ante la Procuraduría en 2009 cuando explicó que el hacerlo llevó a la muerte de Óscar Leonardo Salas.

Pero ese no es el único caso, en 2005 el ESMAD también asesinó a Nicolás Neira por proyectiles recalzados lo que fue denunciado por otro ex miembro del ESMAD.

Pero además en el desalojo de las comunidades de El Quimbo en 2012 por parte del ESMAD un campesino tuvo “más suerte” ya que “solo” perdió el ojo víctima de los proyectiles recalzados del ESMAD. Obsérvese este video donde la enfermera dice: “al joven le cayó una esquirla de los gases lacrimógenos y perdió el ojo” (ver minuto 5:25) 

De modo que, Néstor Morales, Ministros y diario La Opinión: Primero, no falten a la verdad, el ESMAD sí utiliza armamento no convencional o artesanal que mata a la gente y, segundo, es perfectamente posible y probable que lo hayan utilizado para asesinar a los indígenas del Cauca el pasado viernes 3 de junio en el paro agrario. Estos videos demuestran que es tendencioso y malintencionado salir a decir ahora que los indígenas se asesinaron entre ellos, estos videos evidencian más bien que el primer sospechoso de su muerte es el mismo ESMAD.

Las tales municiones “recalzadas” que según Medicina Legal fueron las que asesinaron a los indígenas del Cauca y que también son similares a las que asesinaron a los estudiantes Leonardo Salas y Nicolás Neira, no son más que las bombas de aturdimiento o de gases lacrimógenos pero rellenas de pólvora, canicas, balines o chaquiras para que al explotar se conviertan en proyectiles que hacen daño. No sobra decir que están prohibidas por el Derecho Internacional Humanitario. (Todo lo anterior sin mencionar la muerte de Miguel Ángel Barbosa, estudiante de la Universidad Distrital Fransisco José de Caldas la semana pasada también a manos del ESMAD)

Insinuar, como insisto se viene haciendo, que los indígenas se asesinaron entre ellos, es doblemente grave porque induce a validar o legitimar la represión de la protesta social que se viene haciendo y que como vemos, ya ha cobrado muertos y una buena cantidad de heridos y por otro lado tiende a limpiar la imagen del ESMAD un verdadero escuadrón de la muerte que según investigación expuesta por el representante Alirio Uribe desde 2002 ha cobrado la vida de 13 personas que ejercían su derecho a protestar además de 3.950 víctimas entre heridos, detención arbitrarias, amenazas y hasta violencia sexual. 

Para completar este ramo de incoherencias el Ministro de Defensa dijo ante la Cámara de Representantes en octubre de 2015 que el ESMAD no se acabará sino que por el contrario redoblará el número de miembros, es decir más muertos, más reprensión y todos con el dinero de los colombianos, que para el 2016 fue de 372.000 millones. 

Ministro Villegas, necesitamos unas fuerzas armadas para la paz, que no miren a las organizaciones campesinas, estudiantiles, obreras, indígenas, afrocolombianas como sus enemigas, porque no lo somos; que no criminalicen la  protesta social porque quien protesta es un ciudadano/a no un delincuente, en todo caso ministro y generales de las fuerzas militares, Uds han anunciado públicamente que se están preparando para la paz, si esa voluntad es cierta haría falta que asumieran desde ya el respeto y reconocimiento al movimiento social que quedó acordado en el punto dos de participación política.

Yo me pregunto, ¿por qué el ejército, la Policía y el ESMAD son tan agresivas con las organizaciones campesinas, étnicas sindicales o estudiantiles? Pues porque están adoctrinadas para ello, la verdad se dicha, buena parte de las FFAA son formadas para ser de derecha o incluso de extrema derecha, por eso, sin escrúpulos y en la más completa impunidad nos matan la gente en medio de las protestas. 

 

 

@AndresEliasGil