ISAGEN y 25 años de Neoliberalismo

Blogger Andrés Camacho
Typography

 

 

El 9 de Diciembre de 1990 fue convocado el país para elegir los 70 delegatarios a la Asamblea Nacional Constituyente esto como una forma de sellar el proceso de paz que el gobierno adelantaba con diversos grupos insurgentes, sin embargo ese mismo día desataría el feroz ataque a lo que se conocía hasta entonces como la base de las FARC, Casa Verde, con 46 las aeronaves, helicópteros Halcón Negro, artillería pesada y soldados por miles según los propios datos oficiales, Cesar Gaviria sellaría su estrategia “Bienvenidos al Futuro”.

La Nueva Constitución trajo consigo una importante modernización del estado, la conquista de derechos y de manera fundamental el establecimiento del estado social de derecho, sin embargo en lo económico sometió al país al Neoliberalismo, así pasara a la historia ese doble episodio para el país como sino de la tragedia por venir.

La carta magna sentaría las bases políticas, económicas y legales para el país, de ella se desprenderían una serie de normatividades en los años siguientes, la ley 30 de Diciembre 28 de 1992 por el cual se organiza el servicio público de la Educación Superior, la ley 100 de Diciembre 23 de 1993 por la cual se crea el sistema de seguridad social integral y se dictan otras disposiciones, la ley 80 de 28 octubre 1993 por la cual se expide el Estatuto General de Contratación de la Administración Pública, solo para mencionar algunas de las más conocidas, pero también se sanciona la ley 143 de julio de 1994 por la cual se establece el régimen para la generación, interconexión, trasmisión, distribución y comercialización de electricidad en el territorio nacional; todas estas leyes celebres por sus nefastas consecuencias para el país, en materia de educación el fortalecimiento de la educación privada sobre la pública, en materia de salud la entrada a la tercerización y la llegada a las EPS con las consecuencias que hoy conocemos, solo por mencionar algo de su trágico legado, en materia energética seria el banderazo para la privatización de este sector estratégico; pues bien son este paquete de leyes junto a muchas más, las que han sustentado el modelo neoliberal en Colombia y de las que hoy 25 años después seguimos conociendo sus fatales consecuencias.

Así como en diferentes áreas de la economía nacional se entregó por partes nuestro patrimonio se entregan nuestros sectores estratégicos al libre mercado, en el caso de la energía el país divide esté en cuatro subsectores a) generación, b) interconexión, c) trasmisión y d) distribución y comercialización, cada uno de ellos hoy casi en su totalidad en manos de la empresa privada y multinacionales, podríamos dedicar páginas enteras a describir que ha pasado en cada subsector pero para efectos de nuestra coyuntura actual me referiré únicamente al caso de la generación de energía eléctrica en el país; antes en Colombia generaban energía electrificadoras regionales, estaban las centrales de generación de Empresas Públicas de Medellín y de la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, también existía Electraguas, que posteriormente se convirtió en el Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (ICEL), hoy por supuesto inexistente y que estaba vinculado al Ministerio de Minas y Energía, las generadoras atendían la demanda de su jurisdicción hasta donde su capacidad instalada lo permitiera, mientras el área rural carecía de energía eléctrica1, el desarrollo del país requería de electrificación total  y la respuesta entregada a través de la ley 142 de 1994 fue “asegurar que se realicen en el país, por medio de empresas oficiales mixtas o privadas, las actividades de generación e interconexión a las redes nacionales de energía eléctrica…” y definió como empresa de servicios públicos mixta “aquella en cuyo capital la Nación, las entidades territoriales…tienen aportes iguales o superiores al 50%”2, así surge ISAGEN, primero sus funciones hacian parte de las competencias de ISA (Interconexión Eléctrica S.A.) y luego con ley complementaria 143/94, por medio de la cual se estableció el régimen para todas las actividades de la electricidad en Colombia se separó de sus actividades la generación, decisión que derivó en la creación de ISAGEN S.A. E.S.P como empresa exclusivamente generadora, mediante procedimiento mercantil de escisión (Ley 222 de 1995).
Entonces qué es lo que está sucediendo con ISAGEN?, con la figura creada mediante la reglamentación expuesta, ISAGEN se constituye como una empresa mixta en donde el estado Colombiano hoy posee poco más del 57% de acciones, lo que hoy pretenden es entregarla de manera total a la empresa privada, a continuación la composición accionaria de ISAGEN a 30 de Septiembre de 2015:

                                     

Fuente: https://www.isagen.com.co/nuestra-empresa/quienes-somos/composicion-accionaria/

Entre los accionistas mayoritarios tenemos Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Empresas Públicas de Medellín E.S.P, Fondo de Pensiones Obligatorias Porvenir Moderado, Empresa de Energía de Bogotá S.A. E.S.P., Fondo de Pensiones Obligatorias Protección Moderado, Fondo de Pensiones Obligatorias Colfondos Moderado, Old Mutual Fondo de Pensiones Obligatorias Moderado, Columbia Acorn International, solo por mencionar algunas, así que Colombianos asistimos a la venta de lo último que queda de público en ISAGEN, detrás de ella están multinacionales Francesas, Chilenas, Italianas y Gringas que saben que ISAGEN ha estado entre las 25 principales empresas colombianas y que con el amparo de los TLC promete ser un jugoso negocio para quienes conocen del manejo de los “incentivos”, asistimos así colombianos a la entrega de poco más de 20% de la generación de energía en el país, a la entrega de lo que otras naciones si tienen muy claro y llaman Seguridad Nacional a la empresa privada, a los apagones sin control, a la entrega de la industria nacional, de nuestra ingeniería y más aún a la entrega de nuestro patrimonio, de nuestros recursos y de la patria.


Entenderán entonces no solo nuestra oposición a su venta sino la exigencia de su nacionalización, podrán ver el reflejo de lo que viene en casos como las telecomunicaciones, entenderán el dolor de patria y la embriaguez de indignación, algunos dicen como en las canciones que 20 años no son nada pero en este suelo 25 años de modelo neoliberal son suficientes para decir  BASTA!!

 

@andrescamachomp

Andrés Camacho es Máster en Energías Renovables, Ingeniero y Licenciado en Física. Fue Secretario General de la Federación de Estudiantes Universitarios -FEU- y es vocero de la Marcha Patriótica Bogotá.