La Minga Nacional se desarrolla con presencia de Afros y campesinos

Blogger Aiden Salgado
Typography
 

El saldo que nos deja el paro convocado por la Cumbre Agraria, Étnica y Popular es de 3 muertos, 149 heridos y más de 100 detenidos. En él se reflejan los incumplimientos del gobierno Santos a los acuerdos en los paros o protestas anteriores de diferentes sectores sociales y gremios del país.

El paro hoy es el resultado de las agendas regionales que este gobierno sigue sin cumplir, la agenda del  mencionado Catatumbo, la del paro del Pacifico que vinculó 13 Municipios de los Departamentos de Nariño y Cauca del cual su principal bandera fue la lucha contra la corrupción. Tampoco se han cumplido los acuerdos del primer congreso autónomo del pueblo Negro, Afrocolombiano, Raizal y Palenquero realizado en Quibdó en agosto de 2013, ni los acuerdos de la MIA, los de la minga indígena, el de camionero.  

Las agendas incumplidas por el gobierno Santos, reflejan la existencia de múltiples razones para salir a manifestarse y parar este país, pero también demuestran que el de Juan Manuel Santos no es un gobierno serio  que se vale de realizar acuerdos en las mesas para no cumplirlos. Esto nos trae a colación las múltiples batallas que existen todavía en la mesa de negociación de La Habana donde se llega a acuerdos entre las partes; y el gobierno nacional de forma unilateral toma otros caminos. Un  ejemplo claro es el mecanismo de refrendación de los acuerdos de Paz que el gobierno decidió impulsar y colocar en el Congreso de la República como el plebiscitó sin ser un acuerdo de las partes en la mesa, así como tirar por la borda el trabajo de la comisión histórica de la verdad y la subcomisión que trabajó el tema del desmonte del paramilitarismo.

Todo esto nos demuestra que el gobierno Colombiano tiene una agenda paralela a la que discute con los sectores sociales y con la insurgencia. El último hecho es que mientras acuerda con las FARC-EP una agenda para el campo y con la cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular unas iniciativas rurales, del mismo modo aprueba la Ley ZIDRES antagónica  a cualquier democratización del campo colombiano.

Ante la realidad presente, le corresponde a la cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular  continuar informando a la opinión pública que el paro no es un capricho de un cúmulo de líderes y lideresas, sino por el contrario es producto de los incumplimientos firmados con el gobierno nacional en diferentes reivindicaciones del pueblo colombiano que en justa causa han venido reclamando sus derechos y que al ser establecidos con el gobierno nacional, éste reconoce la veracidad de sus necesidades por las cuales se movilizan, que lejos de ser novedosas, son problemas históricos y repetitivos de los diferentes sectores sociales.

En virtud de lo señalado, es que, hoy junto al campesinado Colombiano encontramos a las Comunidades Negras,  no solo de PCN, y de la Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodescendientes CONAFRO,  sino también el pueblo afrocolombiano campesino de los sectores rurales y urbanos, que se cansó de la situación de abandono y pobreza que viven, este sector hoy encuentra en la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular la posibilidad de conquistar los derechos que como pueblo tienen y no se les cumplen actualmente.

Le corresponde a la Cumbre mantener alzada la bandera de esos acuerdos firmados e ir consolidando los diferentes pliegos que el gobierno ha acordado y no ha cumplido como el de los Paperos, el de FECODE, el de los Corteros de  caña o cañeros, el del sector salud, unificar la agenda de electrificadoras como Electricaribe, la agenda del sector transporte y de la MANE entre otros.

Todo lo anterior se debe hacer con el fin de consolidar y unificar una agenda de necesidades de los sectores sociales, y así fortalecer un movimiento social que sea capaz a partir de la movilización y la organización, de plantear un paro popular indefinido por la Paz y la Democracia. Hay que estar vigilantes del cumplimiento de estos acuerdos, como por ejemplo de los de La Habana. Hay que presionar el arranque de la mesa de negociación con el ELN y el EPL y contribuir a que las decisiones de este país no sean el producto de cocteles de la burguesía oligárquica que siempre nos ha dirigido en Colombia.

Es necesario un Paro por la paz y la democracia de Colombia.                           

                                                                      Desde el palenque un cimarrón todavía

 

 

Por­: @AIDENSALGADO                                                                 

Palenquero,  Miembro  del  CONAFRO-MARCHA PATRIOTICA,  del  CEUNA -  Activista.

 

Más Artículos de Aiden Salgado

Advertisement
Advertisement
Advertisement