Por qué marchó el pueblo afrocolombiano

Blogger Aiden Salgado
Typography

La movilización realizada en las principales ciudades de Colombia convocada por las  centrales obrera y plataformas sociales como la cumbre agraria étnica y popular, donde también estuvieron organizaciones afros como el Proceso de Comunidad Negra, pero también otros procesos afro que hacen parte de diferentes escenarios y plataformas como: La Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodescendientes CONAFRO de la Marcha Patriótica.

El paro tuvo como motivación el rechazo a las políticas neoliberales del gobierno Santos, que tanto daño le viene haciendo al pueblo colombiano.

La jornada tuvo una agenda de 15 puntos, que como pueblo afrocolombiano rechazamos, pero que vamos más halla, del rechazo de las políticas de Santos, ya que el cumplimiento de algunas de ellas, así como este rechazo podría ser una medida revolucionaria en nuestras comunidades, razón por la cual analizaré 4 puntos para que observemos que dentro de está lucha de clases hay unos más empobrecidos que la clase trabajadora al cual hay que préstale más atención, por ello presentó el análisis de estos puntos.

6. No a la privatización de la salud y la educación a cargo del Estado y demandamos Incremento presupuestal para estos sectores. Dignificación de la salud de los y las docentes y pago de deudas laborales. Reforma universitaria democrática y concertada y la condonación de deudas de estudiantes con el ICETEX y fortalecimiento presupuestal del SENA. En este punto para nosotros como afros podríamos hasta decir no nos interesa, ya que en nuestros territorios ni si quiera existe salud o educación por parte del estado, recorriendo los terrotorios y ríos donde habitan afros e indígenas hemos obsevado la inexistente calidad de los colegio o centros de salud, entonces que defendemos lo que ni siquiera tenemos.

8. Promover un ordenamiento territorial con base a la protección del medio ambiente, el agua como un derecho humano fundamental y los ecosistemas estratégicos esenciales para la vida. Exigimos la moratoria minera, los acatamientos a los fallos de la Corte Constitucional, la consulta previa vinculante y decisoria para los proyectos mineroenergéticos y prohibirlos en los cascos urbanos. Es irrisorio este punto ya que son los lugares históricamente habitados por afros e indígenas, quienes hacemos el mejor uso hacen del medio ambiente; nuestra minería artesanal ha ido en consonancia con el cuidado ambiental, el derecho a nuestra consulta previa y el uso de los recurso no deberían de estar ni en discusión.

9. Reducción de los precios de los combustibles y congelamiento de peajes, así como también, impedir la cesión de corredores viales. Es difícil hablar del costo de peaje cuando en nuestros territorios no existen, porque no tenemos carreteras para ello; de Pereira a Choco no hay un peaje, de Medellín a Choco tampoco, los tramos de las vías son trochas. Frente al combustible es el más carro del país, su comercialización en los ríos que es el principal medio de comunicación entre los territorios afros del Cauca, Choco y Nariño, el combustible es de las más costoso del país.

11. Desarrollar un programa estructural con medidas de emergencia para el pueblo guajiro y otros más donde la hambruna y la muerte de la niñez, es una vergüenza para Colombia. Frente a este punto es bueno preguntarse cuantos niños del choco a diario mueren de física hambre o según el nuevo léxico, enfermedades asociadas, la hambruna en territorios afros e indígena es historica, y es nuestro pan de cada día.

Lo que me trae a la memoria a Marx y a los proletarios de lugares como África y América, donde tampoco existen garantias y derechos. Allí el análisis marxista se debe salir de los cánones de occidente.

Pero bueno, ante está realidad de ayer con los análisis de Marx y hoy con el debate de los derechos del proletario, es necesario que los cientista sociales y los movimientos de izquierda entiendan que la realidad va más allá de los postulados clásicos, que dentro de la lucha de clases existen otras luchas que no se desarticulan pero que no solo responde a la lógica de explotados- explotadores, también hay subjetividades como el racismo, sexismo o el patriarcado.

Esta realidad se debe analizar desde el marxismo dialectico el cual tiene que servir para interpretar la realidad de los pueblos con pluralidad étnica y racial como el colombiano,  y con esa comprensión el movimiento social debe hacer suya esas necesidades de los pueblos étnico para sumarse a la agenda de movilización y lucha, para realizar las trasformaciones que recoja el interés de los menos favorecidos.

 

                                                                                                            Desde el palenque un cimarron todavia.

Por­ Aiden Salgado  Cassiani         

                                                                       

Palenquero,  Miembro  del  CONAFRO-MARCHA PATRIOTICA,  del  CEUNA -  Activista.

Advertisement
Advertisement
Advertisement