Colombia: El presidencialismo entre lo público y lo privado

Blogger Aiden Salgado
Typography

Lo visto el 13 de enero con la venta de la principal empresa de energía de Colombia ISAGEN en una pantomima de subasta, que hasta donde entendía una subasta tenia barios proponentes al objeto subastado, fue una muestra del canibalismo presidencial que vivimos, lo cual se puede asemejar a decisiones que se toman en dictaduras.

La terquedad con que el gobierno colombiano decidió deshacerse de su principal activo en la producción y distribución de energía con la venta de ISAGEN,  nos pone a pensar sobre ¿Qué está pasando con las funciones del estado Colombiano? Puesto que  entrega sus bienes estratégicos y básicos a manos de privado, sin medir consecuencia alguna; más allá del valor adquirido por la venta de la empresa y de su utilidad, el servicio de energía es de vital importancia para el estado en cabeza del gobierno, que se deshaga de él como si le estorbara, con la simple excusa de construir carreteras, nos deberia cuestinar e indignar como país.

Dice el Ministro Mauricio Cardenas que es el cambio de un activo por otro, la energía se trasforma en carreteras, como si las carreteras colombianas estuviera en manos del estado, son concesiones donde termina el estado entregando los recursos para su construcción a manos privadas; las mismas que las manejan y con el cobro de peajes supuestamente las mantienen, pero cuando sufren daño es el estado quien le corresponde su reparación, es un juego perverso y jugoso para los privados: el estado invierte, los privados administran y se llenan los bolsillos; pensemos ¿Cuantos carros pasan por los peajes y cuantos hay en el país?...

Retomando el tema, nos preguntamos cual es el interés de vender las empresas públicas del estado a sectores privado cuando estas empresas generan utilidad, y le prestan un servicio a mejor precio a los usuarios, las excusas se basan en: la corrupción y el mal servicio, pero pregunto quién es el responsable de vigilar y castigar la corrupción y el mal servicio, ¿Es responsabilidad del estado con sus organismo del control mantener este tipo de  empresas verificando su buen funcionamiento?

Es el estado el responsable por acción y omisión de la corrupción en las empresas publicas, pero estas acciones  tampoco  resuelven el problema de la corrupción y malos servicios, el ejemplo está en la venta del seguro social, el sistema de salud colombiano hoy, ¿Acaso la solución es vender?.

En este problema lo que más me preocupa sobre la venta de los bienes publico es que en un país serio, una persona por mas presidente que sea no puede o no debe manejarlo como si fuera su casa o finca. 

El presidente Santos no puede vender una empresa que no sabe cómo se compró, como si fuera un bien de su familia y esto en contra de un buen sector del pueblo, gremios y organizaciones  que se oponen a ello con argumentos serios. 

Un estado no se puede manejar como si fuera la caja menor de una familia, mañana a cualquier presidente se le ocurre vender una universidad, un estadio de futbol, los ríos, y lo vende como si fuera su herencia familiar,  por mas presidente que sea no se pueden vender los bienes en contra de la voluntad popular.

Hoy fue ISAGEN mañana que será, que se le ocurre al presidente vender y quien asume la responsabilidad de estos desastres en contra del pueblo colombiano, hasta ahora nadie, está el casos de la salud, quien asume.


 

@AIDENSALGADO

Desde el palenque un cimarrón todavía.

Aiden Salgado Cassiani: Palenquero, Miembro del CONAFRO-MARCHA PATRIOTICA, del CEUNA - Activista. 

Advertisement
Advertisement
Advertisement